1 EL ESTUDIO DE PROYECTOS

1.1 Preparación y evaluación de proyectos

Un proyecto es la búsqueda de una solución inteligente al planteamiento de un problema tendiente a resolver, entre tantos, una necesidad humana. El proyecto surge como respuesta a una idea que busca la solución de un problema o la manera de aprovechar una oportunidad de negocios.

Al preparar y evaluar un proyecto se pretende encontrar la mejor solución al “problema económico? que se ha planteado, y así conseguir que se disponga de antecedentes y la información necesaria para asignar racionalmente los recursos escasos a la alternativa de solución más eficiente y viable frente a una necesidad humana percibida.

La Pre-inversión consta de dos etapas. La primera etapa es la Preparación del proyecto, es decir, se determina magnitud de la inversión, los costos y beneficios. La segunda etapa es la Evaluación del proyecto, en otras palabras, se mide la rentabilidad de la inversión.

Las causas del fracaso o del éxito pueden ser:

  • Cambios tecnológicos
  • Cambios en el contexto político: cambios de gobierno o variaciones económicas.
  • Cambios en las relaciones comerciales internacionales
  • Inestabilidad de la naturaleza
  • Entorno institucional
  • Normativa legal

1.2 La toma de decisiones asociadas con un proyecto

No existe una concepción rígida definida en términos de establecer mecanismos precisos en la toma de decisiones asociadas con un proyecto. No obstante, resulta obvio señalar que la adopción de decisiones exige disponer de un sinnúmero de antecedentes que permitan que esta se efectúe inteligentemente.

Lo fundamental en la toma de decisiones es que éstas se encuentran cimentadas en antecedentes básicos concretos que hagan que se adopten concienzudamente y con el más pleno conocimiento de las distintas variables que entran en juego.

Evaluación de proyectos consisten entonces, en un conjunto de antecedentes justificatorios, mediante los cuales se establecen las ventajas y desventajas que tiene la asignación de recursos para una idea o un objetivo determinado.

1.3 Tipología de los proyectos:

Uno de los primeros problemas que se observan al evaluar un proyecto es la gran diversidad de tipos de proyectos que se pueden encontrar, dependiendo tanto del objetivo de estudio, como de la finalidad de la inversión.

Según el objetivo o finalidad del estudio, de acuerdo con lo que se espera medir con la evaluación, es posible identificar 3 tipos de proyectos que obligan a conocer 3 formas de obtener los flujos de caja para lograr el resultado deseado:

1. Estudios para medir la rentabilidad del proyecto, es decir, del total de la inversión, independientemente de dónde provengan los fondos.

2. Estudios para medir la rentabilidad de los recursos propios invertidos en el proyecto.

3. Estudios para medir la capacidad del propio proyecto para enfrentar los compromisos de pago asumidos en un eventual endeudamiento para su realización.

Para el evaluador de proyectos es necesario y fundamental diferenciar entre la rentabilidad del proyecto y la rentabilidad del inversionista. La rentabilidad del proyecto es la que busca medir la rentabilidad del negocio independientemente de quien lo haga, mientras que la rentabilidad del inversionista es la que busca medir la rentabilidad de los recursos propios del inversionista en la eventualidad de que se lleve a cabo el proyecto.

Según la finalidad o el objeto de la inversión, es decir, del objetivo de la asignación de recursos es posible distinguir entre:

a) Proyectos que buscan crear nuevos negocios: en este caso, la evaluación se concentrará en determinar todos los costos y beneficios asociados directamente con la inversión.

b) Proyectos que buscan evaluar un cambio, mejora o modernización de empresas ya existentes: solo considerará aquellos que son relevantes para la decisión que se deberá tomar.

a. Un proyecto de modernización puede incluir:

i. Externalidad

ii. Internalización

iii. Reemplazo

iv. Ampliación

v. Abandono

1.4 La evaluación de proyectos

Si se encarga la evaluación de un mismo proyecto a dos especialistas diferentes, seguramente ambos resultados serán distintos por el hecho de que la evaluación se basa en estimaciones de lo que se espera sean en el futuro los beneficios y costos que se asocian a un proyecto.

La evaluación de proyectos pretende medir objetivamente ciertas magnitudes cuantitativas resultantes del estudio del proyecto, y dan origen a operaciones matemáticas que permiten diferentes coeficientes de evaluación. Lo realmente decisivo es poder plantear premisas y supuestos válidos que hayan sido sometidos a convalidación a través de distintos mecanismos y técnicas de comprobación.

Por otra parte la clara definición de cuál es el objetivo que se persigue con la evaluación constituye un elemento clave para tener en cuenta en la correcta selección del criterio evaluativo. Un proyecto puede tener diferentes apreciaciones desde el punto de vista privado y el social.

Cualquiera que sea el marco en el que el proyecto esté inserto, siempre será posible medir los costos de las distintas alternativas de asignación de recursos a través de un criterio económico que permita, en definitiva, conocer las ventajas y desventajas cualitativas y cuantitativas que implica la asignación de los recursos escasos a un determinado proyecto de inversión.

2 EL PROCESO DE PREPARACIÓN Y EVALUACIÓN DE PROYECTOS

El Estudio del proyecto pretende contestar el interrogante de si es o no conveniente realizar una determinada inversión. El estudio de viabilidad debe simular con el máximo de precisión lo que sucedería con el proyecto si este fuera implementado.

2.1 Alcances del estudio de proyectos

En términos generales, son varios los estudios particulares que deben realizarse para evaluar un proyecto: los de viabilidad comercial, técnica, legal, organizacional, de impacto ambiental y financiera. Por lo regular, el estudio de una inversión se centra en la viabilidad económica o financiera, y toma el resto de las variables únicamente como referencia.

Estudio de viabilidad comercial: indicara si el mercado es sensible o no al bien producido u ofrecido por el proyecto y la aceptabilidad que tendría en su consumo o uso, permitiendo determinar la postergación o rechazo de un proyecto sin tener que asumir los costos que implica un estudio económico completo.

Estudio de viabilidad técnica: analiza las posibilidades materiales, físicas o químicas de producir el bien o servicio que desea generarse con el proyecto.

Estudio de viabilidad legal: asegurar la existencia o ausencia de restricciones de carácter legal que impedirían el funcionamiento del proyecto.

Estudio de viabilidad organizacional: su objetivo es definir si existen condiciones mínimas necesarias para garantizar la viabilidad de la implementación, tanto estructural como lo funcional.

Estudio de viabilidad financiera: determina su aprobación o rechazo, mire la rentabilidad que retorna la inversión, medido con base monetaria.

Estudio de viabilidad del impacto ambiental: encontrar las normas impuestas en materia de regulación ambiental para impedir futuros impactos negativos derivados de una eventual compensación del daño causado por una inversión.

2.2 El estudio de proyecto como proceso cíclico

El proceso de un proyecto reconoce 4 grandes  etapas: idea, preinversión, inversión y operación.

Idea: puede enfrentarse sistemáticamente bajo una modalidad de gerencia de beneficios, es decir, donde la organización está estructurada operacionalmente bajo un esquema de búsqueda permanente de nuevas ideas de proyectos.

Preinversión: se realizan los 3 estudios de viabilidad

Perfil: se elabora a partir tanto de la información existente, como del juicio común y de la opinión que da la experiencia. En el estudio del perfil se busca determinar si existe alguna razón que justifique el abandono de una idea antes de que se destinen recursos.

Prefactibilidad: profundiza en la investigación, y se basa en información de fuentes secundarias para definir las variables principales referidas al mercado, a las alternativas técnicas de producción y a la capacidad financiera de los inversionistas, entre otros. Se caracteriza fundamentalmente por descartar soluciones con mayores elementos de juicio. Como resultado de este estudio, sufre la recomendación de aprobación, abandono o postergación.

Factibilidad: se elabora sobre la base de antecedentes precisos obtenidos mayoritariamente a través de fuentes de información primarias. Este estudio constituye el paso final de la etapa de preinversión.

El estudio de proyectos, cualquiera que sea la profundidad con que se realice, distingue dos grandes etapas: la de formulación y preparación, y la de evaluación. La primera tiene dos objetivos: definir todas las características que tengan algún grado de efecto en el flujo de ingresos y egresos monetarios del proyecto y calcular su magnitud. La segunda etapa, busca determinar la rentabilidad de la inversión en el proyecto.

En la etapa de evaluación, es posible distinguir tres sub-etapas:

1. Medición de la rentabilidad del proyecto

2. Análisis de las variables cualitativas

3. Sensibilización del proyecto

El análisis completo de un proyecto requiere de por lo menos la realización de cuatro estudios complementarios: de mercado, técnico, organizacional-administrativo-legal y financiero.

2.3 Estudio técnico del proyecto

Tiene como objeto proveer información para cuantificar el monto de las inversiones y de los costos de operación pertinentes a esta área. Una de sus conclusiones de este estudio es que se deberá definir la función de producción que optimice el empleo de los recursos disponibles en la producción del bien o servicio del proyecto.

Con este estudio se determinaran los requerimientos de equipos de fábrica para la operación y el monto de la inversión correspondiente. La descripción del proceso productivo posibilitará conocer las materias primas y los insumos restantes que este demandará.

La definición del tamaño del proyecto es fundamental para la determinación de las inversiones y los costos que se derivan del estudio técnico. Las interrelaciones entre decisiones de carácter técnico se complican al tener que combinarse con decisiones derivadas de los restantes estudios particulares del proyecto.

2.4 El estudio de mercado

Muchos costos de operación pueden preverse simulando la situación futura y especificando las políticas y los procedimientos que se utilizaran como estrategia comercial. Decisiones como el precio de introducción, las inversiones para fortalecer una imagen, el acondicionamiento de los locales de venta en función de los requerimientos observados en el estudio de los clientes potenciales y las políticas de crédito recomendadas por el mismo estudio, pueden constituirse en variables pertinentes para el resultado de la evaluación.

Metodológicamente se deben estudiar 4 aspectos:

a) El consumidor y las demandas del mercado y del proyecto, actuales y proyectadas.

El análisis del consumidor tiene por objeto caracterizar a los consumidores actuales y potenciales, identificando sus preferencias, hábitos de consumo, motivaciones, etc., para obtener un perfil sobre el cual pueda basarse la estrategia comercial.

El análisis de la demanda cuantifica el volumen de bienes o servicios que el consumidor podría adquirir de la producción del proyecto.

b) La competencia y las ofertas del mercado y del proyecto, actuales y proyectadas.

El estudio de la competencia es fundamental ya que la estrategia que se defina para el proyecto puede ser indiferente a esta. Es preciso conocer las estrategias que sigue la competencia para aprovechar sus ventajas y evitar sus desventajas.

c) La comercialización del producto o servicio generado por el proyecto

Deben tomarse decisiones sobre políticas de ventas y de crédito, intereses, precio, canales de distribución, marca, estrategia publicitaria, inversiones en creación de la imagen, etc.

d) Proveedores y la disponibilidad y el precio de los insumos, actuales y proyectados.

Se debe determinar la disponibilidad de insumos y el precio que debe pagarse para su abastecimiento.

2.5 El estudio organizacional-administrativo-legal

Para cada proyecto es posible definir la estructura organizativa que más se adapte a los requerimientos de su posterior operación. Conocer esta estructura es fundamental para definir las necesidades de personal calificado para la gestión y por tanto, estimar con mayor precisión los costos indirectos de la mano de obra ejecutiva.

La decisión de desarrollar internamente actividades que pudieran subcontratarse influye directamente en los costos por la mayor cantidad de personal que pudiera necesitarse, la mayor inversión en oficinas y equipamiento y el mayor costo en materiales y otros insumos.

Los aspectos legales pueden restringir la localización y obligar a mayores costos de transporte, o bien pueden otorgar franquicias para incentivar el desarrollo de determinadas zonas geográficas donde el beneficio que obtendría el proyecto superaría los mayores costos de transporte. Uno de los efectos más directos de los factores legales y reglamentarios se refiere a los aspectos tributarios.

2.6 El estudio financiero

Sus objetivos son: ordenar y sistematizar la información de carácter monetario que proporcionan las etapas anteriores, elaborar los cuadros analíticos y datos adicionales para la evaluación del proyecto y evaluar los antecedentes para determinar la rentabilidad.

La sistematización de la información financiera consiste en identificar y ordenar todos los ítems de inversiones, costos e ingresos que puedan deducirse de los estudios previos.

Los ingresos de operación se deducen de la información de precios y demanda proyectada, calculados en el estudio de mercado, de las condiciones de venta, de las estimaciones de venta de residuos y del cálculo de ingresos por venta de equipos cuyo reemplazo esta previsto durante el periodo de evaluación del proyecto, según antecedentes que pudieran derivarse de los estudios técnicos, organizacional y de mercado.

Los costos de operación se calculan con la información de prácticamente todos los estudios anteriores. La evaluación del proyecto se realiza sobre la estimación del flujo de caja de los costos y beneficios. El resultado de la evolución se mide por medio de distintos criterios que, más que operativos, son complementarios entre sí.

2.7 El estudio del impacto ambiental

Se sugiere introducir en la evaluación de proyectos las normas ISO 14,000 las cuales consisten en una serie de procedimientos asociados con dar a los consumidores una mejora ambiental continua de los productos y servicios que proporcionara la inversión, asociada con los menores costos futuro de una eventual reparación de los daños causados sobre el medio ambiente. La gestión del impacto ambiental se tiende a la búsqueda de un proceso continuo de mejoramiento ambiental de toda la cadena de producción.

El estudio de impacto ambiental como parte de la evaluación económica de un proyecto no ha sido lo suficientemente tratado, aunque se observan avances sustanciales en el último tiempo. Una tipología de estudios de impacto ambiental permite identificar tres tipos:

1. Cualitativos: identifica, analizan y explican los impactos positivos y negativos que podría causar al ambiente la implementación del proyecto.

2. Cualitativo numéricos: relaciona factores de ponderación en escala de valores numéricos a las variables ambientales.

3. Cuantitativos: determinan tanto los costos asociados con las medidas de mitigación total o parcial como los daños evitados, incluyendo ambos efectos dentro de los flujos de caja proyectados.

Existen distintos métodos que permiten incorporar el factor monetario al efecto ambiental:

a) Método de valoración contingente: busca determinar la disposición a pagar de las personas por los beneficios que se espera produzca el proyecto.

b) Método del costo evitado: considera que el costo asociado con una externalidad debe ser asumido por el proyecto que la ocasiona, para lo cual incorpora dentro de los costos el gasto de subsanar el daño causado o, dentro de los beneficios, el costo que la inversión evitaría al resto de la comunidad.

c) Método de los precios hedónicos: busca determinar todos los atributos de un bien que podría explicar el precio que las personas están dispuestas a pagar por el.

Alcance del estudio: El estudio debería incluir todos los peligros, riesgos e impactos asociados con las personas, el medio ambiente, la comunidad del entorno y los bienes físicos donde se inserta el proyecto.

3 ESTRUCTURA ECONÓMICA DEL MERCADO

El mercado está conformado por la totalidad de los compradores y vendedores potenciales del producto o servicio que se vaya a elaborar según el proyecto. La investigación de mercado entrega información histórica y actual tanto del comportamiento de los consumidores, proveedores, competidores, como de los canales de distribución para la comercialización del producto del proyecto.

3.1 Estructura de mercado

El ambiente competitivo en que se desenvolverá el proyecto puede adquirir una de las siguientes formas generales:

1. Competencia perfecta: se caracteriza porque en el mercado de un determinado producto existen muchos compradores y vendedores que no pueden influir en el precio; el producto es idéntico y homogéneo; existe movilidad perfecta de los recursos; no hay barreras de entrada o salida y los agentes económicos están perfectamente informados de las condiciones del mercado.

2. Monopolio: un solo proveedor vende un producto para el que no hay sustitutos perfectos, y las dificultades para ingresar a esa industria son grandes.

3. Competencia monopólica: existen numerosos vendedores de un producto diferenciado y, en el largo plazo, no hay dificultades para entrar o salid de la industria.

4. Oligopolio: hay pocos vendedores de un producto homogéneo o diferenciado y el ingreso o salida de la industria es posible pero con dificultades.

4 EL ESTUDIO DE MERCADO

El concepto de estudio de mercado se identifica con la definición del precio al que los consumidores están dispuestos a comprar, como a la demanda. Los objetivos particulares del estudio de mercado serán ratificar la posibilidad real de colocar el producto o servicio que elaboraría el proyecto en el mercado, conocer los canales de comercialización que usan o podrían usarse en la comercialización de ellos, determinar la magnitud de la demanda que podría esperarse y conocer la composición, las características y la ubicación de los potenciales consumidores.

4.1 El mercado del proyecto

Al estudiar el mercado de u proyecto es preciso reconocer los agentes que, con su actuación, tendrán algún grado de influencia sobre las decisiones que se tomarán al definir su estrategia comercial. En este sentido son cinco los submercados que se reconocerán al realizar un estudio de factibilidad: proveedor, competidor, distribuidor, consumidor y externo.

Mercado Proveedor: Deberán estudiarse todas las alternativas de obtención de materias primas, así como sus costos, condiciones de compra, sustitutos, durabilidad, necesidad de infraestructura especial para bodegaje, oportunidad y demoras en la recepción, disponibilidad, seguridad en recepción, etc. Es necesario conocer las proyecciones a futuro.

Mercado Competidor: Se debe tener en cuenta que cuando la materia prima es escasa o los medios de transporte son escasos la competencia por ellos será prioritaria. El mercado competidor directo son las empresas que elaboran y venden productos similares a los del proyecto. Es imprescindible conocer la estrategia comercial que éstas desarrollen para enfrentar la mejor manera su competencia en el mercado consumidor.

El mercado distribuidor: es el que requiere un menor número de variables pero no es menos importante. La disponibilidad de un sistema que garantice la entrega oportuna de los productos al consumidor es sumamente importante. Uno de los factores más importantes son los costos de distribución y son los que determinan el precio al que llegará el producto al consumidor y por lo tanto la demanda que deberá enfrentar el proyecto.

El mercado consumidor: es probablemente el que más tiempo requiere para su estudio. La complejidad del consumidor hace que se tornen imprescindibles varios estudios específicos sobre él, ya que así podrán definirse diversos efectos sobre la composición del flujo de caja del proyecto. Se deben definir los hábitos y motivaciones de compra para definir tanto al consumidor real como al potencial.

Mercado externo: recurrir a fuentes externas de abastecimiento de materias primas obliga a consideraciones y estudios especiales que se diferencian del abastecimiento en el mercado local.

Ninguno de estos mercados puede analizarse exclusivamente sobre la base de lo ya existente. Siempre podrá haber proveedores que la competencia directa no haya tenido en cuenta o competidores potenciales que hoy no lo son, o nuevos sistemas de distribución no utilizados, e incluso mercados consumidores no cubiertos hasta el momento.

4.2 Objetivos del estudio de mercado

Para fines de la preparación del proyecto, el estudio de cada una de las variables que se señalaron en el apartado anterior, va dirigido principalmente a la recopilación de información de carácter económico que repercuta en la composición del flujo de cada del proyecto.

El objetivo del estudio del mercado como la reunión de antecedentes para determinar su influencia en el flujo de caja, cada actividad del mismo deberá justificarse por proveer información para calcular algún ítem de inversión, de costos de operación o de ingreso.

Al existir opciones entre las cuales elegir, el estudio de mercado también deberá analizar el entorno en el cual se mueve cada uno de los mercados para definir la estrategia comercial más adecuada a la realidad en donde deberá situarse el proyecto una vez implementado.

4.3 Etapas del estudio de mercado

Se definen 3 etapas:

1. Análisis Histórico: pretende lograr dos objetivos específicos: reunir información de carácter estadístico que pueda servir y evaluar el resultado de algunas decisiones tomadas por otros agentes del mercado, para identificar los efectos positivos o negativos que se lograron.

2. Análisis de la situación vigente: es importante, porque es la base de cualquier predicción. Sin embargo, su importancia relativa es baja, ya que difícilmente permitirá usar la información para algo más que eso. Esto se debe a que, por ser permanente la evolución del mercado puede tener cambios situacionales cuando el proyecto se esté implementando.

3. Análisis de la situación proyectada: este es el que realmente tiene interés el preparador y evaluador del proyecto. Los otros dos análisis permiten proyectar una situación suponiendo el mantenimiento de un orden de cosas que con la sola implementación del proyecto se deberá modificar. Esto obliga a que en la situación proyectada se diferencie la situación futura sin el proyector y luego con la participación de él, para concluir con la nueva definición del mercado.

6 ESTIMACIÓN DE COSTOS

La  estimación de los costos futuros constituye uno de los principales aspectos centrales del trabajo del evaluador, tanto por la importancia de ellos en la determinación de la rentabilidad del proyecto, como por la variedad de elementos sujetos a valorización como desembolsos del proyecto.

6.6 Elementos relevantes de costos

Aunque es posible, en términos genéricos, clasificar ciertos ítems de costos como relevantes, solo el examen exhaustivo de aquellos que influyen en el proyecto posibilitará catalogarlos correctamente. Para identificar las diferencias inherentes a las alternativas, es recomendable que previamente se establezcan las funciones de costos de cada una de ellas. De su comparación resultará la eliminación para efectos del estudio, de los costos inaplicables.

Si hubiera que dirigir el estudio de las diferencias de costos, los siguientes deberían considerarse como prioritarios:

* Variaciones en los estándares de materia prima             

* Tasa de salario y requerimientos de personal para la operación directa

* Necesidades de supervisión e inspección             

* Combustible y energía

* Volumen de producción y precio de venta             

* Desperdicio o mermas

* Valor de adquisición              

* Valor residual del equipo en cada año de su vida útil restante

* Impuestos y seguros             

* Mantenimiento y reparaciones

Es necesario insistir sobre el costo de oportunidad externo a las alternativas que pudiera repercutir de manera diferente en cada una de ellas. Todos los costos deben considerarse en términos reales para lo cual debe incorporarse el factor tiempo.

6.11 Costos Contables

Aunque en la preparación del proyecto deben considerase los costos efectivos y no los contables, estos últimos son importantes para determinar la magnitud de los impuestos a las utilidades.

Como el fisco no puede ir revisando el grado de deterioro de cada activo del país, define una pérdida de valor promedio anual para activos similares, que denomina depreciación. La depreciación no constituye un egreso de caja pero es posible restarlo de los ingresos para reducir la utilidad y con ellos los impuestos.

El preparador del proyecto debe velar por recoger en detalle la normativa legar que condicionará la estimación de los tributos. El termino depreciación se utiliza para referirse a la pérdida contable de valor de activos fijos. El mismo concepto referido a un activo intangible o nominal se denomina amortización del activo intangible.

La utilidad negativa, en el análisis incremental, no significa necesariamente pérdida, sino reducción de utilidad. Por eso, en el análisis incremental, en vez de asociar cero impuestos a una utilidad negativa, se considerará un ahorro de costo equivalente a ese porcentaje.

Un proyecto de mejora que reduzca los costos de la empresa deberá considerar que el aumento, menos que proporcional, en las utilidades está asociado con un aumento en el impuesto que debe pagar. El costo de una deuda también es deducible de impuestos y tiene un impacto tributario positivo que debe incluirse en el flujo de caja cuando se busca medir la rentabilidad de los recursos propios invertidos en un proyecto.

Para calcular el impacto tributario de una deuda, se debe descomponer el monto total del servicio de la deuda en dos partes: Amortización: corresponde a una devolución del préstamo, y por tanto, no constituye un costo, ni está afecta a impuestos. Intereses: es un gasto financiero de similar comportamiento al arrendamiento de cualquier activo y está afecta a impuestos.

7 ANTECEDENTES ECONÓMICOS DEL ESTUDIO TÉCNICO

Las diferencias de cada proyecto en su ingeniería hacen muy complejo generalizar un procedimiento de análisis que sea útil a todos ellos. Sin embargo, es posible desarrollar un sistema de ordenación, clasificación y presentación de la información económica derivada del estudio técnico.

7.1 Alcances del estudio de Ingeniería

El estudio de ingeniería del proyecto debe llegar a determinar la función de producción óptima para la utilización eficiente y eficaz de los recursos disponibles para la producción del bien o servicio deseado.

De la selección del proceso productivo óptimo se derivarán las necesidades de equipo y maquinaria; de la determinación de su disposición en planta (layout) y del estudio de los requerimientos del personal que los operen, así como de su movilidad, podrían definirse las necesidades de espacio y obras físicas.

El cálculo de los costos de operación de mano de obra, insumos diversos, reparaciones, mantenimiento y otros se obtendrá directamente del estudio del proceso productivo seleccionado.

7.2 Proceso de Producción

El proceso de producción se define como la forma en que una serie de insumos se transforman en productos mediante la participación de una determinada tecnología.

Los distintos tipos de procesos productivos pueden clasificarse en función de su flujo productivo:

a) En serie: cuando ciertos productos, cuyo diseño básico es relativamente estable en el tiempo, y que están destinados a un gran mercado, permiten su producción para existencias.

b) Por pedido: la producción sigue secuencias diferentes, que hacen necesaria su flexibilización, a través de mano de obra y equipos suficientemente maleables para adaptarse a las características del pedido.

c) Por proyecto: corresponde a un producto complejo de carácter único que, con tareas bien definidas en términos de recursos y plazos, da origen, normalmente, a un estudio de factibilidad completo.

7.3 Efectos económicos de la ingeniería

Las necesidades de inversión en obra física se determinan principalmente en función de la distribución de los equipos productivos en el espacio físico (layout). Será preciso considerar posibles ampliaciones futuras. La distribución en planta debe evitar los flujos innecesarios de materiales, productos en proceso o terminados, personal, etc.

Los cálculos de requerimientos de obra física para la planta, mas los estudios de vías de acceso, circulación, bodegas, estacionamientos, áreas verdes, ampliaciones proyectadas y otros, serán algunos de los factores determinantes en la definición del tamaño y las características del terreno.

La relación entre costos de operación e inversión será mayor cuanto menos intensiva en capital sea la tecnología. En muchos casos, el estudio técnico debe proporcionar información financiera relativa a ingresos de operación; es el caso de los equipos y las maquinarias que se deben reemplazar y que al ser dados de baja permiten su venta. En otros casos, los ingresos se generan por la renta de subproductos, como el desecho derivado de la elaboración de envases de hojalata, que se vende como chatarra.

7.4 Economías de escala

Para medir la capacidad para competir debe estimarse el costo fabril de los distintos niveles de capacidad de producción. Para ello, se debe definir los componentes más relevantes del costo: consumo de materias primas y materiales, utilización de mano de obra, mantenimiento y gastos fabriles en general. El costo fabril ya definido debe compararse con la capacidad de producción y el monto de la inversión, a esta relación se le denomina “masa crítica técnica?.

Al relacionar el costo unitario de operación (P) con la capacidad de la planta (C), dado un número de unidades de producto pro unidad de tiempo, resulta una expresión de la siguiente forma:

P2P1=C2C1-a

Donde a es el factor de volumen.

Costo unitario de operación frente a la capacidad

Al relacional el costo en equipos por unidad de capacidad (Q), tenemos

Q2Q1=C2C1-b

Costo distribuido de los equipos por unidad de capacidad

Al relacionar la capacidad (C) con la inversión total (I) tenemos:

I2I1=C2C1f

Donde f es el factor de volumen

Costo de adquisición asociado con su capacidad

7.6 Inversiones en equipamiento

Son todas las inversiones que permitan la operación de planta de la empresa creada por el proyecto. Aquí interesa la información de carácter económico. La inversión en equipamiento es toda inversión que permita la operación normal de la planta de la empresa creada por el proyecto (ej. Maquinaria, herramientas, vehículos, etc.). Al igual que la inversión en obra física, aquí interesa la información de carácter económico que necesariamente deberá respaldarse de manera técnica en el texto mismo del informe del estudio que se elabore.

La sistematización de la información se hará por medio de balances de equipos que debe llevar:

COLUMNA

ASPECTO

1

Tipos distintos de maquinarias

2

Cantidad requerida de cada equipo

3

Costo unitario

4

Costo Total

5

Vida útil

6

Valor de desecho al término de la vida útil

7

Valor de desecho al término del período de evaluación de la máquina

  • Valor de compra (o de factura o de adquisición): representa el monto de unidades monetarias sin IVA que se destina a la compra de un bien.
  • Valor contable (de libro o fiscal): se descuenta la depreciación del valor de compra.
  • Valor de venta (de mercado, de enajenación, de liquidación, comercial o de salvamento): es el valor que el mercado estaría dispuesto a pagar por la maquinaria, equipo o tecnología al momento de decidir la venta.
  • Valor de desecho: remanente de la inversión, el que puede medirse de acuerdo con tres procedimientos.
  • Valor residual: monto de unidades monetarias no susceptible de ser depreciado.

La adquisición y el pago de una maquinaria debe hacerse con relativa anticipación al inicio de su operación, en otros casos es posible adquirirla mediante un crédito directo. La unidad monetaria que se utilice debe ser consecuente con la tasa de capitalización que se emplee en el cálculo de un valor global de inversión.

7.7 Valorización de las inversiones en obras físicas

Es posible usar estimaciones aproximadas de costos si es el estudio de pre-factibilidad. En el estudio de factibilidad, la información debe perfeccionarse mediante estudios complementarios de ingeniería que permitan una apreciación exacta de las necesidades de recursos financieros en las inversiones del proyecto. En relación con la obra física, las inversiones incluyen desde la construcción o remodelación de edificios, oficinas o salas de venta, hasta la construcción de caminos, cercos o estacionamientos.

El balance de las obras físicas debe contener todos los ítems que determina una inversión de proyecto.

COLUMNA

ASPECTO

1

?tem

2

Unidad de medida

3

Cantidad (dimensiones)

4

Costo unitario

5

Costo Total

Dos obras físicas pueden tener igual cantidad de metros cuadrados pero distintas cantidades de metros lineales construidos, por ende, costos diferentes.

7.8 Balance de personal

El costo de mano de obra constituye uno de los principales ítems de los costos de operación de un proyecto. La importancia relativa que tenga dentro de estos dependerá del  grado de automatización del proceso productivo, de la especialización del personal requerido, de la situación del mercado laboral, de las leyes laborales, del número de turnos requeridos, etc.

El estudio del proyecto requiere la identificación y cuantificación del personal que se necesitará en la operación para determinar el costo de remuneraciones por período.

El cálculo de la remuneración deberá basarse en los precios del mercado laboral vigente y en las consideraciones sobre variaciones futuras en los cotos de la mano de obra. La elaboración de un balance de personal permite sistematizar la información referida a la mano de obra y calcular el monto de la remuneración del periodo.

El balance de personal debe llevar:

COLUMNA ASPECTO
1 Cargo
2 Número de puestos
3 Remuneración anual unitaria
4 Remuneración anual total

7.9 Otros costos

El cálculo de los materiales se realiza a partir de un programa de producción que  define, en primer término, el tipo, la calidad y la cantidad de materiales requeridos para operar en los niveles de producción esperados. Posteriormente, compatibilizándolo con los niveles de inventarios y políticas de compras, se costeará su valor. Balance de Materiales:

COLUMNA

ASPECTO

1

Material

2

Unidad de medida

3

Cantidad

4

Costo anual unitario

5

Costo anual total

Un balance de insumos generales debe incluir todos aquellos insumos que quedaron fuera de la clasificación. Este balance debe llevar:

COLUMNA

ASPECTO

1

Insumo

2

Unidad de medida

3

Cantidad

4

Costo anual unitario

5

Costo anual total

8 LA DETERMINACIÓN DEL TAMAÑO

La  importancia de definir el tamaño que tendrá el proyecto se manifiesta principalmente en su incidencia sobre el nivel de las inversiones y los costos que se calculen y, por tanto, sobre la estimación de la rentabilidad que podría generar su implementación.

8.1 Factores que determinan el tamaño de un proyecto

La determinación del tamaño responde a un análisis interrelacionado de una gran cantidad de variables de un proyecto: demanda, disponibilidad de insumos, localización y plan estratégico comercial de desarrollo futuro de la empresa que se crearía con el proyecto, entre otras.

Aunque el tamaño puede ir adecuándose posteriormente a mayores requerimientos de operación para enfrentar un mercado creciente, es necesario que se evalúe esa opción contra la de definir el tamaño con una capacidad ociosa inicial que posibilite responde oportunamente a una demanda creciente con el tiempo.

Existen 3 situaciones básicas del tamaño que pueden identificarse respecto del mercado:

1. La cantidad demandada total sea claramente menor que la menor de las unidades productoras posibles de instalar.

2. La cantidad demandada sea igual a la capacidad mínima que se pueda instalar.

3. La cantidad demandada sea superior a la mayor de las unidades productoras posibles de instalar.

Para definir en cuál de las 3 situaciones nos encontramos es necesario definir la función de la demanda, la distribución geográfica del mercado, la disponibilidad de insumos. La disponibilidad de insumos, tanto humanos como materiales y financieras, es otro factor que condiciona el tamaño del proyecto. La disponibilidad de insumos se interrelaciona a su vez con otro factor determinante del tamaño: la localización del proyecto. Cuanto más lejos este de las fuentes de insumos, mas alto es el costo de abastecimiento, produciendo una des economía de escala. La tecnología seleccionada permite la ampliación de la capacidad productiva en tramos fijos. En ocasiones impide el crecimiento paulatino de la capacidad.

8.2 Economía del tamaño

Casi la totalidad de los proyectos presentan una característica de desproporcionalidad entre tamaño, costo e inversión, lo que hace, por ejemplo, que al duplicarse el tamaño, los costos y las inversiones no se dupliquen. La decisión de hasta que tamaño crecer deberá considerar esas economías de escala solo como una variable del problema, ya que tan importante como éstas es la capacidad de vender los productos en el mercado.

Para relacionar las inversiones inherentes a un tamaño dado con loas que correspondería a un tamaño mayor:

It=Iθ TtTθ-?

Donde

  • It: inversión necesaria para un tamaño Tt de planta
  • Iθ: Inversión necesaria para un tamaño T0 de planta
  • To: tamaño de planta utilizado como base de referencia
  • ?: exponente del factor de escala

En muchos casos se mide la rentabilidad de un proyecto para un tamaño que satisfaga la cantidad demandada estimada y, si es positiva, se aprueba o recomienda su inversión. Sin embargo, a veces es posible encontrar tamaños inferiores que satisfagan cantidades demandadas pero que maximicen el retorno para el inversionista.

Se puede deducir el tamaño mínimo que hace atractiva la implementación del proyecto para una alternativa tecnológica y una estructura de costos determinada.

9 DECISIONES DE LOCALIZACIÓN

Las decisiones de donde ubicar el proyecto obedecerán no solo a criterios económicos, sino también a criterios estratégicos, institucionales y de preferencias emocionales. Se busca determinar aquella localización que maximice la rentabilidad del proyecto. Es una decisión de largo plazo. Involucra no solo el estudio del lugar optimo de la planta productiva sino también de las oficinas administrativas.

9.1 El estudio de localización

La localización puede tener un efecto condicionador sobre la tecnología utilizada en el proyecto, tanto por las restricciones físicas que importa como por la variabilidad de los costos de operación y capital de las distintas alternativas tecnológicas asociadas con cada ubicación posible.

Cuando el análisis se realiza en el estudio de pre-factibilidad las variables relevantes no son calculadas de manera concluyente. La selección de la ubicación debe tener en cuenta su carácter definitivo o transitorio y optar por aquella que permita obtener el máximo rendimiento del proyecto.

El objetivo del estudio de localización es elegir aquella que permita mayores ganancias entre las alternativas que se consideran factibles. La teoría económica de la localización reduce el problema a un aspecto de ganancias máximas, mayor rentabilidad. Para ello es necesario elaborar y evaluar un flujo de efectivo relevante de cada alternativa.

Es necesario realizar 2 etapas:

1. Selección de la macro localización: permitirá, mediante un análisis preliminar, reducir el número de soluciones posibles al descartar sectores geográficos que nos respondan a las condiciones requeridas por el proyecto

2. Selección de la micro localización definitiva: solo indicara cual es la mejor alternativa de instalación dentro de la macro localización elegida.

Ambas están condicionadas al resultado del análisis de lo que se denomina factor de localización. El ámbito de elección no es tan amplio, pues las restricciones propias del proyecto descartan muchas de ellas. La selección previa de una macro localización permitirá reducir el número de soluciones posibles al descartar los sectores geográficos que no respondan a las condiciones requeridas del proyecto.  El análisis de la micro localización solo indicará cuál es la mejor alternativa de instalación dentro de la macro zona elegida.

9.2 Factores de localización

Las alternativas de instalación de la planta deben compararse en función de las fuerzas locacionales típicas de los proyectos.

Factores globales importantes:

* Medios y costos de transporte

* Disponibilidad y costo de mano de obra

* Cercanía de las fuentes de abastecimiento

* Factores ambientales

* Cercanía del mercado

* Costo y disponibilidad de terrenos

* Topografía de suelos

* Estructura impositiva y legal

* Disponibilidad de agua, energía y otros suministros

* Comunicaciones

* Posibilidad de desprenderse de desechos

La tendencia de localizar el proyecto en las cercanías de la fuente insumos depende del coste de transporte. Respecto a la mano de obra la cercanía del mercado laboral adecuado se convierte generalmente en un factor predominante en la elección de la ubicaciónLa tecnología también puede convertirse en un factor prioritario.

Dervitsiotis señala 3 factores que denomina genéricamente ambientales:

1. Disponibilidad y confiabilidad de los sistemas de apoyo (electricidad, agua, protección contra incendios, etc.)

2. Condiciones sociales y culturales (distribución de edad, cambios migratorios, actitudes hacia la nueva industria, confiabilidad de los trabajadores, etc.)

3. Consideraciones legales y políticas (leyes sobre contaminación, franquicias tributarias, entre otras)

Es importante tomar en cuenta el coto del transporte y la cantidad a transportar. Cuando la materia prima es superior al volumen del producto terminado se sitúa la planta cerca de la materia prima y viceversa. La disponibilidad y el costo de los terrenos en las dimensiones requeridas para servir las necesidades actuales y las expectativas de crecimiento futuro de la empresa creada por el proyecto es otro factor relevante que se debe considerar.

9.4 Método Cualitativo por puntos

Definir los principales factores determinantes de una localización, para asignarles valores ponderados de peso relativo, de acuerdo con la importancia que se le atribuye. El peso relativo, sobre la base de una suma igual a 1, depende fuertemente del criterio y la experiencia del evaluador. Se procede a asignar una calificación a cada factor de 0 a 10. La suma de las calificaciones ponderada permitirá selección la localización que acumule el mayor puntaje.

10 EFECTOS ECONÓMICOS DE LOS ASPECTOS ORGANIZACIONALES

La importancia y repercusión de las variables analizadas en los capítulos anteriores tienen en la preparación y la evaluación económica de un proyecto de inversión resulta obvia. No sucede lo mismo con el estudio organizacional, el cual, al no ser suficientemente analítico en la mayoría de los estudios, impide una cuantificación correcta de las inversiones y los costos de operación originados para efectos de la administración del proyecto, una vez que éste se implemente.

10.1 El estudio de la organización del proyecto

En cada proyecto de inversión se presentan características específicas y normalmente únicas, que obligan a definir una estructura organizativa acorde con los requerimientos propios que exija su ejecución.

Diversas teorías se han desarrollado para definir el diseño organizacional del proyecto:

1. Teoría Clásica de la organización: se basa en los principios de administración propuestos por Henry Fayol.

* Principio de división del trabajo

* Principio de la unidad de dirección

* Principio de la centralización

* Principio de autoridad y responsabilidad

2. Teoría de la Organización Burocrática (Max Weber): señala que la organización debe adoptar ciertas estrategias de diseño para racionalizar las actividades colectivas. Entre estas se destacan la división del trabajo, la coordinación de tareas, la delegación de autoridad y el manejo impersonal y formalista del funcionamiento.

La tendencia actual es que el diseño organizacional se haga de acuerdo con la situación particular de cada proyecto. Para alcanzar los objetivos propuestos por el proyecto es preciso canalizar los esfuerzos y administrar los recursos disponibles de la manera más adecuada a dichos objetivos, cuya instrumentación se logra por medio del componente administrativo de la organización, el cual debe integrar 3 variables básicas para su gestión: las unidades organizativas, los recursos humanos, materiales y financieros, y los planes de trabajo.

La estructura organizativa que se diseñe para asumir estas tareas tendrá relevancia no solo en términos de su adecuación para el logro de los objetivos previstos, sino también por sus repercusiones económicas en las inversiones iniciales y en los costos de operación del proyecto.

Estructuras: relaciones relativamente fijas que existen entre los puestos de una organización, y son el resultado de los procesos de división del trabajo, departamentalización, esferas de control y delegación. La departamentalización combina y agrupa los puestos individuales de especialización lograda por la división de trabajo.

Esfera de control: determina el tamaño adecuado de unidades subordinadas a cargo de un supervisor en cada uno de los niveles de esa organización. ES importante considerar bajo una esfera de control la similitud de funciones, la proximidad geográfica de los subordinados, la complejidad de las funciones y el grado de dirección y control requerido por los subordinados.

Teoría Administrativa: ha desarrollado métodos de distinta complejidad para definir la estructura de un organización. Difícilmente lo que pueda preverse en el nivel de estudio se ha de concretar en la implementación del proyecto. Sin embargo, existen normas y criterios que permiten una aproximación confiable.

10.5 Costos de operación administrativa

La mayor parte de los costos de operación provienen del estudio de los procedimientos administrativos definidos para el proyecto. Existen diversos costos involucrados en la operación del proyecto por la estructura organizativa en sí. Los relacionados con remuneraciones del personal ejecutivo, administrativo y de servicio, y con la depreciación de la obra física, muebles y equipos.

El diseño de la estructura es el resultado de un proceso analítico que divide el área de actividades de acuerdo con diferentes criterios establecidos que se basan en los procedimientos administrativos, el ámbito de control, complejidad de las actividades, etc.

La determinación de la remuneración demanda una investigación preliminar para definir las rentas de mercado de esos profesionales y su disponibilidad o escasez. La localización geográfica del proyecto influye directamente sobre el costo de remuneraciones, cualquiera sea el nivel que ocupen en la organización.

El análisis de la remuneración obligará a considerar como costos separados aquel que recibe finalmente el profesional y aquel que debe pagar el proyecto. Otros límites de costos que eventualmente podrían tener una alta influencia en los resultados del proyecto y que se derivan del estudio organizacional son todos aquellos originados por servicios prestados por terceros.

En los procesos de preparación y evaluación de proyectos se ha estimado que los procedimientos administrativos deben cuantificarse y calcularse como un porcentaje dado del costo total del proyecto.

12 LAS INVERSIONES DEL PROYECTO

La información que proveen los estudios de mercado, técnico y organizacional debe sistematizarse, con el fin de ser incorporada como un antecedente más en la proyección del flujo de caja que posibilite su posterior evaluación.

Las inversiones deben realizarse antes de la puesta en marcha del proyecto, pueden existir inversiones que sea necesario realizar durante la operación, ya sea porque se precise reemplazar activos desgastados, o porque se requiere incrementar la capacidad productiva ante aumentos proyectados en la demanda.

12.1 Inversiones previas a la puesta en marca

Las inversiones efectuadas entes de la puesta en marcha del proyecto se pueden agrupar en 2 tipos:

1. Inversiones en Activos Fijos: Son todas aquellas que se realizan en los bienes tangibles que se utilizarán en el proceso de transformación de los insumos o que sirvan de apoyo a la operación normal del proyecto. Los activos fijos están sujetos a depreciación. Para efectos contables, los activos fijos están sujetos a depreciación, la cual afectara el resultado de la evaluación sobre el cálculo de los impuestos.

2. Inversiones en Activos intangibles: son todas aquellas que se realizan sobre activos constituidos por los servicios o derechos adquiridos, necesarios para la puesta en marcha. Constituyen inversiones intangibles susceptibles de amortizar y, al igual que las depreciaciones, afectara el flujo de caja indirectamente por la vía de una disminución en la renta imponible y de los impuestos pagaderos.

Los principales ítems que configuran esta inversión son:

a) Los gastos de organización: incluyen todos los desembolsos originados por la dirección y coordinación de las obras de instalación y por el diseño de los sistemas y procedimientos administrativos de gestión y apoyo, como el sistema de información así como los gastos legales que implique la constitución jurídica de la empresa que se creará para operar el proyecto.

b) Gastos en patentes y licencias: corresponden al pago por el derecho o uso de una marca, fórmula o proceso productivo y a los permisos municipales, autorizaciones notariales y licencias generales que certifiquen el funcionamiento del proyecto.

c) Gastos de puesta en marcha: son todos aquellos que deben realizarse al iniciar el funcionamiento de las instalaciones, tanto en la etapa de pruebas preliminares como en las del inicio de la operación, y hasta que alcancen un funcionamiento adecuado.

d) Gastos de capacitación: aquellos tendientes a la instrucción, adiestramiento y preparación del personal para el desarrollo de las habilidades y conocimientos que deben adquirir con anticipación a la puesta en marcha del proyecto.

3. Inversiones en Capital de trabajo: se detallan en la sección siguiente.

12.2 Inversión en capital de trabajo

Constituye un conjunto de recursos necesarios, en la forma de activos corrientes, para la operación normal del proyecto durante un ciclo productivo, para una capacidad y tamaño determinado. La Teoría financiera se refiere normalmente al capital de trabajo que se denomina activos de corto plazo. Esto es efectivo desde el punto de vista de su administración, mas no así de la inversión. Para efectos de la evaluación de proyecto, el capital de trabajo inicial constituirá una parte de las inversiones de largo plazo, ya que forma parte del monto permanente de los activos corrientes necesarios para asegurar la operación del proyecto.

El capital de trabajo inicial constituirá una parte de las inversiones a largo plazo, ya que forma parte del monto permanente de los activos corrientes necesarios para asegurar la operación del proyecto. Los métodos principales para calcular el monto de la inversión de capital de trabajo son: el contable, el del período de desfase y el del déficit acumulado máximo.

12.6 Inversiones durante la operación

Además de las inversiones en capital de trabajo y previas a la puesta en marcha, es importante proyectar las reinversiones de reemplazo a las nuevas inversiones por ampliación que se tengan en cuenta. El calendario de inversiones de reemplazo será definido en función de la estimación de la vida útil de cada activo, lo que puede determinarse en función de 4 criterios básicos:

1. Vida útil contable: plazo a depreciar

2. Técnica

3. Comercial

4. Económica

La necesidad o conveniencia de efectuar un reemplazo se origina por 4 razones básicas:

1. Capacidad insuficientes de equipos actuales

2. Aumento de costos de mantenimiento y reparación por antigüedad de maquinaria.

3. Disminución de la productividad por aumento en las horas de detención para enfrentar períodos crecientes de reparación o mantenimiento.

4. Obsolescencia comparativa de la tecnología.

Será posible que ante cambios programados en los niveles de actividad sea necesario incrementar o reducir el monto de la inversión en capital de trabajo.

13 BENEFICIOS DEL PROYECTO

El estudio de proyecto debe ser capaz de exhibir la mayor coherencia posible de los datos que explicarían el comportamiento futuro de los distintos componentes del flujo de caja. Una manera de hacerlo, especialmente en los estudios de prefactibilidad o factibilidad, es identificando la totalidad de los beneficios del proyecto, independientemente de su relevancia para el resultado final.

13.1 Tipos de beneficios

Además de los ingresos directos ocasionados por la venta del producto o servicio que generaría el proyecto, existe una serie de otros beneficios que deberán incluirse en un flujo de caja para determinar su rentabilidad de la manera más precisa posible. La posibilidad de la venta de los activos que se reemplazarán deberá considerarse como un tipo adicional de ingreso.

Otro ingreso que podría identificarse en muchos proyectos es el ocasionado por la venta de subproductos o desechos. En muchos proyectos no hay ingresos directos asociados con la inversión. El beneficios esta dado por el ahorro de costos que pueda observarse entre la situación base y la situación con proyecto.

Existen otros 2 beneficios que deben considerarse para medir la rentabilidad de la inversión, pero que no constituyen recursos disponibles; la recuperación del capital de trabajo y el valor de desecho del proyecto. El capital de trabajo está constituido por un conjunto de recursos que, siendo absolutamente imprescindibles para el funcionamiento del proyecto, son parte del patrimonio del inversionista y por ello tienen el carácter de recuperables.

Lo mismo ocurre con el valor de desecho del proyecto. Al evaluar la inversión, normalmente la proyección se hace para un tiempo inferior a la vida útil real del proyecto. Por ello, al término del periodo de evaluación deberá estimarse el valor que podría tener el activo en ese momento, ya se suponiendo su venta, considerando su valor contable o estimando la cuantía de los beneficios futuros que podría generar desde el término del período de evaluación hacia adelante. La inversión que se evalúa no solo entrega beneficios durante el periodo de evaluación, sino durante toda su vida útil.

Al igual que para el costo de capital de trabajo, el valor de desecho no está disponible para enfrentar compromisos financieros. Se considera como beneficio no disponible pero que debe valorarse para determinar la rentabilidad de la inversión.

13.2 Valores de desecho

La estimación del valor que podría tener un proyecto después de varios años de operación es una tarea de por si compleja. Al respecto existen 3 métodos posibles de usar para calcular el valor remanente que tendrá la inversión en el horizonte de su evaluación, y aunque cada uno conduce a un resultado diferente, su conclusión aporta, en todos los casos, información valiosa para tomar la decisión de aceptar o rechazar el proyecto.

Modelo Contable: calcula el valor de desecho como la suma de los valores contables de los activos. El valor contable corresponde al valor que a esa fecha no se ha depreciado de un activo y se calcula, en los estudios de perfil u de pre-factibilidad. El método contable compensa la falta de precisión en algunas estimaciones de costos y beneficios.

El segundo método parte de la base de que los valores contables no reflejan el verdadero valor que podrán tener los activos al término de su vida útil. Plantea que el valor de desecho de la empresa corresponderá a la suma de los valores comerciales que serían posibles de esperar, corrigiéndolos por su efecto tributario.

A esto se agrega la dificultad práctica de su aplicación en proyectos que tienen una gran cantidad y diversidad de activos, lo que hace que el cálculo de sus valores de mercado se constituya en una tarea verdaderamente titánica.

El cálculo del valor del derecho mediante la corrección de los valores comerciales después de impuesto puede efectuarse por dos procedimientos que conducen a igual resultado. En ambos casos se requerirá determinar primero la utilidad contable sobre el cual se aplicará la tasa de impuesto vigente; para ello se restará al precio de mercado de venta el costo de la venta, que corresponde al valor contable del activo.

Cuando la empresa como un todo tenga utilidades contables, el ahorro de impuestos corresponderá exactamente a la tasa de impuestos multiplicada por la pérdida contable del activo que se vendería a precios inferiores a los de su valor contable.

Método Económico: supone que el proyecto valdrá lo que es capaz de generar desde el movimiento en que se evalúa hacia adelante. Puede estimarse el valor que un comprador cualquiera estaría dispuesto a pagar por el negocio en el momento de su valoración.

Según este método, el valor del proyecto será el equivalente al valor actual de los beneficios netos de caja futuros.

VD = ∑[(B-C)t/(1+i)t]

Donde:

* VD: valor de desecho del proyecto

* (B-C): beneficio neto, o beneficio menos costo, de cada período t

* i: tasa exigida como costo de capital

Este modelo obliga a estimar nuevamente para el período n el valor de desecho que se tendría por segunda vez el proyecto.

Sapag propone estimar un flujo perpetuo a futuro y calcular su valor actual. Para ello, toma un flujo normal como promedio perpetuo y le resta la depreciación, como una forma de incorporar el efecto de las inversiones de reemplazo necesarias para mantener la capacidad productiva también como un promedio anual perpetuo.

De esta forma, el valor de desecho quedaría como:

VD = [(B-C)k – Depk]/i

Donde:

* (B-C): beneficio neto del año normal k

* Dep: depreciación del año k

Esto es la utilidad neta de impuestos actualizada como una perpetuidad ya que el flujo de caja corresponde a la utilidad neta más la depreciación del ejercicio. No hay criterio que permita determinar cuál es mejor pero es posible recomendar su uso en determinadas condiciones.

Si la vida útil real del proyecto supera ampliamente al horizonte de evaluación, el valor de desecho es el más representativo del proyecto en función de los flujos futuros que seguirán generando. Cuando el proyecto tiene una vida útil definida, lo correcto sería aplicar el método comercial que considera la liquidación de los activos que no seguirán produciendo flujos futuros.

Cuando la cantidad de activos es muy grande, a veces se hace imposible proyectar el precio de mercado que tendría cada uno de ellos. En este caso, se puede recurrir a dos opciones: Usar el método contable o Agrupar los activos para su valoración.

Si los flujos se hacen por comparación de costos, tampoco se puede recurrir al valor de desecho económico, salvo que se trabaje con el flujo incremental, por lo que deberá recurrirse al valor de desecho comercial, lo cual es menos complejo por tratarse de un activo.

14 CONSTRUCCIÓN DE FLUJOS DE CAJA

Al proyectar el flujo de caja será necesario incorporar información adicional relacionada, principalmente, con los efectos tributarios de la depreciación, de la amortización del activo nominal, del valor residual, de las utilidades y perdidas.

El problema más común asociado con la construcción de un flujo de caja es que existen diferentes fines: uno para medir la rentabilidad del proyecto, otro para medir la rentabilidad de los recursos propios y un tercero para medir la capacidad de pago frente a los préstamos que ayudaron a su financiación

14.1 Elementos del flujo de caja

El flujo de caja de cualquier proyecto se compone de cuatro elementos básicos:

a) Egresos iniciales de fondos: inversión, pueden darse en varios períodos.

b) Ingresos y egresos de operación: Los ingresos y egresos de operación constituyen todos los flujos de entradas y salidas reales de caja.

c) El momento en que ocurren esos ingresos y egresos

d) Valor de desecho o salvamento del proyecto

La diferencia entre devengados o causados reales se hace necesaria, ya que el momento en que realmente se hacen efectivos los ingresos y egresos será determinante para la evaluación del proyecto.

El flujo de caja se expresa en momentos. El momento cero reflejará la inversión antes de poner en marcha el proyecto. El horizonte de evaluación depende de las características de cada proyecto. Los costos que componen el flujo de caja se derivan de los estudios de mercado, técnico y organizacional analizados en los capítulos anteriores.

Al depreciarse todo activo, por cualquier método, se obtendrá el mismo ahorro tributario, diferenciándose solo el momento en que ocurre. Una clasificación usual de costos se agrupa, según el objeto del gasto en:

a) Costos de fabricación: pueden ser directos o indirectos. Los costos directos están compuestos por los materiales directos y la mano de obra directa, que deben incluir las remuneraciones, la previsión social, las indemnizaciones, gratificaciones y otros desembolsos relacionados con un salario o sueldo. Los costos indirectos se componen por la mano de obra indirecta (jefes de producción, choferes, personal de limpieza, guardias de seguridad), materiales indirectos (repuestos, combustibles, útiles de limpieza) y los gastos indirectos (electricidad, gas vapor, teléfono, radio, fax, seguros, arriendos, depreciaciones, etc.)

b) Gastos de operación: están constituidos por los gastos de venta y los gastos generales y de administración. Los gastos de venta están compuestas por los gastos laborales, comisiones de ventas y cobranzas, la publicidad, empaques, transporte y almacenamiento. Los gastos generales y de administración están compuestos por gastos laborales, de representación, seguros, alquileres, materiales y útiles de oficina, depreciación de edificios administrativos y equipos de oficina, impuestos y otros.

c) Gastos financieros: están constituidos por los gastos de intereses de los préstamos obtenidos.

Otros: se agrupan la estimación de incobrables y un castigo por imprevistos, corresponde a un porcentaje sobre el total de los gastos.

14.2 Estructura de un flujo de caja

La construcción de los flujos de caja puede basarse en una estructura general que se aplica a cualquier finalidad del estudio de proyectos. Para un proyecto que busca medir la rentabilidad de la inversión, el ordenamiento propuesto es el que se muestra en la siguiente tabla:

+ Ingresos afectos a Impuestos

- Egresos afectos a impuestos

-Gastos no desembolsables

= Utilidad antes de impuesto

-impuesto

= Utilidad después de impuesto

+ ajustes por gastos no desembolsables

-Egresos no afectos a impuestos

+Beneficios no afectos a impuestos

= Flujo de caja

Para la construcción del flujo de caja se procederá según la estructura enunciada anteriormente; la cual considera los siguientes ítems.

a) Ingresos afectos a impuestos: constituidos por los ingresos esperados por la venta de los productos

b) Egresos afectos a impuestos: corresponden a los costos variables resultantes del costo de fabricación unitario por las unidades producidas, el coto anual fijo de fabricación, la comisión de ventas y los gastos fijos de administración y ventas.

c) Gastos no desembolsables: están compuestos por la depreciación, amortización de intangibles y el valor libro del activo.

d) Cálculo por impuestos: determina un % de las utilidades antes de impuesto

e) Ajuste por gastos no desembolsables: para anular el efecto de haberlos incluido como gasto se suman.

f) Egresos no afectos a impuestos: constituidos por aquellos desembolsos que no son incorporados en el Estado de Resultados en el momento en que ocurren y que deben ser incluidos por ser movimientos de caja.

g) Valor de desecho: se calcula por el método económico, dividiendo el flujo del año diez, sin valor de desecho, menos la depreciación anual por la tasa de retorno exigida.

14.3 Flujo de caja del inversionista

Si se quisiera medir la rentabilidad de los recursos propios, deberá agregarse el efecto del financiamiento para incorporar el impacto del apalancamiento de la deuda.

+     ingresos afectos a impuestos

- Egresos efectos a impuestos

- Intereses del préstamo

- Gastos no desembolsables    

=      Utilidad Antes de Impuesto

- Impuesto

=     Utilidad después de impuesto

+      Ajustes por gastos no desembolsables

- Egresos no afectos a impuestos

+      Beneficios no afectos a impuestos

+      Préstamo

- Amortización de la deuda

= Flujo de caja

El monto de la cuota anual se calcula:

C = P[i(1+i)n/((1+i)n-1)]

Donde C es el valor de la cuota, P el monto del préstamo, i la tasa de interés y n el número de cuotas en que se servirá el crédito.

14.5 EBIDTA

Earnings Before Interest, Taxes, Depreciation and Amortization nacen a partir de 1980, cuando se utilizaba como indicador financiero para adquirir pequeñas compañías con niveles de endeudamiento importantes y se requería determinar su capacidad de pago para servir la deuda. Hoy en día es un indicador comúnmente utilizado por muchas compañías e inversionistas para analizar y comparar la rentabilidad entre distintas empresas e industrias, debido a que elimina efectos propios de una estructura de financiamiento y procedimientos contables.

El EBIDTA es un indicador que mide el rendimiento financiero de una compañía, el cual se determina por la diferencia entre los ingresos y gastos sin incluir los intereses por deuda, los impuestos a las utilidades generales, las depreciaciones de los activos y las amortizaciones de los intangibles, es decir, es un indicador operacional puro que elimina los efectos derivados de los impuestos y de la estructura financiera.

Es generalmente utilizado como factor base de valorización de empresas. También es utilizado para comparar varias empresas de una misma industria o para comparar resultados de las empresas en diferentes momentos del tiempo. El EBIDTA no refleja un parámetro de resultado netamente operacional.

Aunque es un indicador de rentabilidad no representa el flujo neto de caja. No representa el verdadero potencial de valor que tiene una empresa determinada ya que no considera las inversiones, beneficios tributarios, costo de capital ni el horizonte de evaluación. Es un parámetro más que considera para efectos de valoración y comparación.

15 CRITERIOS DE EVALUACIÓN DE PROYECTOS

En las secciones anteriores se revisaron todos los aspectos relativos a la preparación de la información que posibilitará evaluar un proyecto en función de las oportunidades opcionales en el mercado. En este sentido, la evaluación comparará los beneficios proyectados, asociados con una decisión de inversión, con su correspondiente flujo de desembolsos proyectados. El objetivo de este capítulo es analizar las principales técnicas de medición de la rentabilidad de un proyecto individual. Para ello se hará el supuesto, que más adelante se abandona, de que se está en un ambiente de certidumbre.

15.1 Fundamentos de matemáticas financieras

Su análisis se basa en la consideración de que el dinero, sólo porque transcurre el tiempo, debe ser remunerado con una rentabilidad que el inversionista le exigirá por no usarlo hoy y aplazar su consumo a un futuro conocido, lo cual se conoce como valor tiempo del dinero.

El objetivo de descontar los flujos de caja futuros proyectadas es determinar si la inversión en estudio rinde mayores beneficios que los usos de alternativa de la misma suma de dinero requerida por el proyecto.

Los principales métodos que utilizan el concepto de flujo de cada descontado son el Valor Actual Neto (VAN) y la Tasa Interna de Retorno (TIR). Menos importante es el de razón beneficio-costo descontada.

Fórmulas:

VF = VP (1+i)n

VA = VF/(1+i)n

15.2 El criterio del valor actual neto (VAN)

Plantea que el proyecto debe aceptarse si su valor actual neto (VAN) es igual o superior a 0, donde el VAN es la diferencia entre todos sus ingresos y egresos expresados en moneda actual.

VAN=BNt1+it-I0

Donde:

BNt=Flujo de efectivo en el periodo t

1+it=tasa de descuento para el periodo t

I0=Inversión Inicial

Cuando el VAN es igual a cero indica que el proyecto renta justo lo que el inversionista exige a la inversión, si fuera uno o más indicaría que el proyecto proporciona esa cantidad de remanente sobre lo exigido, si fuera menor que cero debe interpretarse como la cantidad que falta para que el proyecto rente lo exigido por el inversionista.

15.3 El criterio de la tasa interna de retorno (TIR)

Evalúa el proyecto en función de una única tasa de rendimiento por periodo, con la cual la totalidad de los beneficios actualizados son exactamente iguales a los desembolsos expresados en moneda actual. La TIR representa la tasa de interés más alta que un inversionista podría pagar sin perder dinero, si todos los fondos para el financiamiento de la inversión se tomaran prestados y los préstamos se pagarán con las entradas en efectivo de la inversión a medida que fuesen produciendo.

Para justificar la inversión por medio de la TIR, el valor obtenido de la TIR debe de ser mayor a la tasa mínima atractiva de retorno, esta última puede ser calculada de diversas formas, pero que de forma sencilla es el costo del acceso al capital que utilizaremos en el proyecto.

TIR “tasa de interés más alta que un inversionista podría pagar sin perder dinero, si todos los fondos para el financiamiento de la inversión se tomaran prestados y el préstamo se pagara con las entradas en efectivo de la inversión a medida que se fuesen produciendo? No toma en cuenta el costo de oportunidad, riesgo ni evaluación de contexto.

Por su parte la TIR se calcula con la siguiente fórmula:

t=1nBNt1+rt-I0=0

Donde:

BNt=Flujo de efectivo en el periodo t

1+it=tasa de descuento para el periodo t

I0=Inversión Inicial

r=TMAR

La consideración de aceptación de un proyecto cuya TIR es igual a la tasa de descuento se basa en los mismos aspectos que la tasa de aceptación de un proyecto cuyo VAN es cero.

15.5 Otros criterios de decisión

Uno de los criterios tradicionales de evaluación bastante difundido es el del periodo de recuperación (PR) de la inversión, mediante el cual se determina el número de periodos necesarios para recuperar la inversión inicial, resultado que se compara con el número de períodos aceptable por la empresa. Si los flujos fuesen idénticos y constantes en cada período, el cálculo se simplifica a la siguiente expresión:

PR = I0/ BN

Esta ecuación expresa el número de períodos necesarios para recuperar la inversión inicial (I0) cuando los beneficios netos generados por el proyecto en cada período son BN. Si el flujo neto difiriera entere periodos, el cálculo se realiza determinado por suma acumulada el número de períodos que se requiere para recuperar la inversión.

Otro criterio es la tasa de retorno contable (TRC), que define una rentabilidad anual esperada sobre la base de la siguiente expresión:

TRC= BN/ I0

Un tercer criterio tradicionalmente utilizado es la razón beneficio-costo (RBC). Cuando se aplica teniendo en cuenta los flujos no descontados de caja, conlleva a los mismos problemas ya indicados respecto del valor tiempo del dinero. Estas mismas limitaciones han inducido a utilizar factores descontados. Para ello simplemente se aplica la siguiente expresión:

Donde:

Y: ingresos

E: egresos (incluida la I0)

Cuando el Van es 0 la RBC es igual a 1. Si el VAN es superior a cero, la RBC será mayor a 1.

Las deficiencias de este método respecto al VAN se refieren a que ésta entrega un índice de relación, en lugar de un valor concreto; requiere mayores cálculos, al hacer necesarias dos actualizaciones en vez de una, y se debe calcular una razón, en lugar de efectuar una simple resta.

Un método generalmente utilizado para comprar proyectos con distinta vida útil es el del valor anual neto equivalente (VAE), cuando las opciones que se comparan tienen diferentes beneficios asociados, o el del costo anual equivalente, cuando sólo difieren los costos. El VAE se determina calculando primero el VAN del proyecto y después se equivalencia como flujo constante. Esto es:

                                                                                  VAE=

Quienes plantean este modelo señalan que el VAN no puede usarse para comparar opciones con distinta vida útil, ya que no considera el incremento en la riqueza anual del inversionista. Alternativamente proponer “repetir? ambos proyectos tantas veces como sea necesario para que finalicen en un mismo momento.

El VAE o la suposición de replicar varias veces el proyecto sólo serán válidos cuando el supuesto de repitencia pueda ser probado. Una manera de corregir el efecto de vidas útiles diferentes será incorporando un mayor valor de desecho al equipo de mayor vida útil al momento de la vida útil del de menor duración.

35