This dissertation has been submitted by a student. This is not an example of the work written by our professional dissertation writers.

FRACTURAS

Al romperse el hueso se produce una fractura. La mayoría de las fracturas es causada por un traumatismo, así sea por accidente o por una actividad normal como patear un balón.

Las fracturas pueden ser:

  1. Fracturas simples: no se perciben fácilmente.
  2. Fracturas abiertas: cuando el hueso se sale fuera de la piel.
  3. Fracturas completas: se da cuando el rompimiento del hueso es total.
  4. Fracturas incompletas: son aquellas donde no existe un rompimiento total, pero hay desviación o aplastamiento del hueso. Este tipo de fracturas se presentan con mayor frecuencia en los niños, cuyos huesos son más elásticos.

Signos y síntomas

Siempre hay dolor e inflamación cuando se produce la fractura; puede haber deformidad o crepitación en el sitio de la lesión y las posiciones anatómicas normales de los huesos y las estructuras blandas relacionadas pueden estar alteradas, es decir en posiciones inusuales.

Posibles causas

En cualquier accidente se puede presentar una fractura. Si la masa del hueso se debilita a consecuencia de una enfermedad (osteoporosis) se está expuesto a una fractura con un golpe suave.

La ruptura de tejido óseo se afecta por:

  • La hormona de la glándula paratiroidea.
  • Desequilibrio de la calcitonina.
  • Exceso de vitamina D.
  • Demasiado fosfato con respecto al calcio.
  • Falta de ejercicio.
  • Corticosteroides en dosis altas ingeridos durante mucho tiempo.

Factores de riesgo

El antebrazo y el dedo pulgar son las partes más expuestas a las fracturas. En los ancianos las fracturas más frecuentes se presentan en el hueso de la cadera.

Consecuencias y complicaciones

La fractura puede lesionar los tejidos blandos, los vasos sanguíneos y los nervios. Hay peligro serio de infección cuando la fractura del hueso rompe la piel. Si no se sanan del todo pueden seguir siendo dolorosas, limitando la movilidad causando tensiones perjudiciales en las coyunturas y exponiéndose a la artritis y, en el peor de los casos, a la destrucción del hueso.

Mientras dura la recuperación del hueso roto, los pacientes mayores corren peligro de desarrollar coágulos que se alojen en los pulmones o el cerebro, neumonía o escaras (llagas) porque tienen que permanecer inmóviles durante algún tiempo.

Cómo prevenir la enfermedad

Tener mucho cuidado en actividades riesgosas, para evitar que se rompan los huesos.

Qué hacer ante una emergencia

Dejar completamente quieta la persona que haya sufrido la fractura, si alguien está capacitado inmovilizar el sitio del trauma y llamar a los servicios de urgencias o llevar al herido al centro de atención más cercano.

Tratamiento

Para recuperar el hueso de una fractura, debe tenerse en cuenta:

  • Unir los huesos rotos.
  • Inmovilizar la parte afectada.
  • Cuidar la circulación de sangre en el área afectada.

Cuando el hueso está roto y fuera de su sitio, el doctor debe recalibrarlo primero, para que pueda encajar tan firmemente como sea posible. Hay que emplear analgésicos porque la operación es muy dolorosa y se necesita que los músculos estén relajados para que el proceso tenga éxito.

Para inmovilizar los huesos que deban unirse se ayudará de una férula, un molde de yeso o alfileres, tornillos, placas o alambres de metal.

Moldes de yeso: al inmovilizar la parte afectada, se le debe enseñar al paciente a practicar ciertos ejercicios para tonificar los músculos dentro del molde de yeso, así se evita que se atrofien.

Se debe aprender a caminar correctamente con un bastón, y estar al tanto sobre cuánto peso puede soportar el miembro roto.

El molde no puede recibir humedad, por eso al bañarse protéjalo con un plástico; pues si la piel bajo el molde se moja, será difícil secarse y causará problemas.

Cirugía: al poner en la lesión partes metálicas normalmente se practican dos intervenciones, una al insertarlas y otra al quitarlas. Las partes metálicas se retiran una vez que la parte del cuerpo puede apoyarse sin ayuda.

La cirugía es recomendable si:

  • Hay peligro de que los huesos no se unan adecuadamente, como en las fracturas de las articulaciones, espina, pelvis o talón.
  • La salud del paciente corre peligro por una inmovilidad prolongada.
  • Si el paciente que padece la fractura de cadera es un anciano.
  • Hay lesión en los tejidos blandos, los vasos sanguíneos o en los nervios.

OSTEOPOROSIS

La osteoporosis es una afección del hueso, el cual se torna menos denso, más poroso, con un incremento en las cavidades o celdillas existentes en su interior volviéndolo más frágil y susceptible a los traumas que pueden ocasionar fracturas.

La pérdida de matriz ósea está relacionada principalmente con la edad.

La radiología simple es de gran ayuda. La densitometría del hueso se convierte entonces en el método más seguro de estudio para identificar y seguir la patología ósea desde la osteopenia hasta la osteoporosis, con la cual se han podido utilizar índices (Singh, Eastell y Mc Closkey), permitiéndonos clasificar la osteoporosis en leve, moderada o severa, así como prevenir el riesgo de fracturas patológicas.

La osteoporosis puede ser:

Tipo uno u osteoporosis posmenopáusica, cuando se produce pérdida de la masa ósea en las mujeres con fases tempranas de menopausia.

El paciente sufre adelgazamiento de la piel y decae su capacidad de convertir la vitamina B3, independientemente de la radiación solar con cambios normales de los sistemas de hidroxilación hepáticos y renales, más deficiencias alimenticias del calcio y la intolerancia a los lácteos.

Tipo dos o senil, que se agudiza con la edad del paciente, más en las mujeres que en los hombres mayores de setenta años, afectando, principalmente, el hueso cortical por lo que puede ser causa de fracturas patológicas de fémur, húmero y muñeca. En los hombres la testosterona incide en la adecuada mineralización del hueso, dando a conocer así el grado de osteoporosis del varón que envejece.

Signos y síntomas

La osteoporosis comienza a sentirse como un ligero dolor de espalda que puede menguar o agudizarse en dolor insufrible. Otros síntomas motivo de consulta que pueden encaminar el diagnóstico se identifican por el dolor en miembros inferiores, pérdida de estatura, bajo peso, antecedentes familiares; y en la mujer el climaterio o menopausia incrementa su gravedad al cesar la producción de hormonas ováricas.

Los antecedentes personales como la menarquia temprana, menopausia, anticonceptivos hormonales, cirugías ginecológicas y de transplante, drogadicción, alcoholismo, tabaquismo, enfermedad reumática o endocrina, deben prevenir al investigador sobre el riesgo de enfermedad celíaca (mala absorción intestinal), enfermedades diarreicas prolongadas, desórdenes del apetito (anorexia o bulimia), osteopenia u osteoporosis así como el aumento de prolactina en la sangre, endometriosis, hipo o hipertiroidismo, enfermedades renales y genéticas óseas.

Posibles causas

En un hueso normalmente sano, las células renuevan de manera constante el tejido fuertemente mineralizado dando consistencia al hueso.

Los minerales que se encuentran en los alimentos (calcio, magnesio, fósforo) los transporta la sangre desde el aparato digestivo hasta los huesos donde son absorbidos. La cantidad de minerales absorbidos es regulada por las hormonas (estrógenos). Cuando hay escasez de hormonas en el cuerpo, los minerales no se absorben y los huesos se vuelven porosos, aumentando así el número y la tamaño de las cavidades o celdillas que existen en su interior.

Existen factores que agudizan la desintegración del hueso y obstruyen la regeneración del tejido, provocando de esta manera el desarrollo de la osteoporosis:

  • Disminución de las hormonas (estrógenos) que sucede con la edad.
  • Falta de ejercicio.
  • Pobre absorción de calcio.
  • Deficiente función del riñón.
  • Enfermedades de las glándulas paratiroideas.
  • Tratamiento prolongado con corticosteroides.

Los bajos niveles de estrógeno en las mujeres provocan un mayor riesgo de osteoporosis. Esto ocurre como el resultado de una histerectomía (remoción del útero) donde también los ovarios se han eliminado, o por el proceso normal de envejecimiento.

Existen otras clases de osteoporosis que se presentan con menos frecuencia, son las que ocurren a consecuencia de enfermedades endocrinas, reumáticas inflamatorias, enfermedades de la sangre o del hígado, o por efectos colaterales de determinados medicamentos.

Factores de riesgo

En la mujer: la osteoporosis ataca en mayor porcentaje a las mujeres que a los hombres, porque ellas producen menos estrógenos. Pero no en todas las mujeres se presenta la osteoporosis posmenopáusica; sólo una cuarta parte de las mujeres están en mayor riesgo de padecer esta enfermedad, la cual se manifiesta cuando alcanzan los 70 años de edad. En casos raros ocurre que otras mujeres experimentan la falta de calcio en los 20 a 30 años de edad.

Hay características que indican qué mujeres están particularmente en riesgo:

  • Historia familiar con osteoporosis.
  • Períodos largos sin menstruación.
  • Fumadoras con menopausia temprana.
  • Una figura muy delgada.
  • El abuso del alcohol que reduce la absorción de calcio en los intestinos y células del hueso causando daños y perjuicios.
  • Uso a largo plazo de corticosteroides.
  • Hipertiroidismo.
  • Algunos medicamentos.
  • Demasiada ingestión de fosfatos (sodas).
  • Altas dosis de cafeína (café).
  • Vejez.
  • La menopausia (incluso la menopausia quirúrgica).
  • Mujeres que nunca han tenido hijos.
  • Dieta baja en calcio.
  • Falta de ejercicio.
  • Personas de baja estatura.

En el hombre: existe el riesgo de osteoporosis cuando desaparecen los efectos de sus hormonas del sexo. O, por ejemplo, por la toma de medicamentos como los que son contra el cáncer de próstata.

Consecuencias y complicaciones

Fractura de vértebras: el cordón espinal siempre está a salvo en estos casos, si no resultaría la paraplejía. El dolor causado por la fractura es a menudo diagnosticado como lumbago; se da cuando la vértebra se desplaza y crece una joroba en el área de la espina dorsal superior; el centro de equilibrio del cuerpo sufre cambios y se aumenta el riesgo de caídas. Por lo general, se presenta dolor y calambres en el músculo los cuales suelen repetirse.

Fracturas de cadera: Ocurren casi siempre como consecuencia de trauma directo sobre esta zona, generalmente por caídas laterales en personas de edad avanzada. Pueden ser de difícil manejo por la condición general de estas personas.

Cómo prevenir la enfermedad

  • Se debe hacer ejercicio diariamente; nadar por lo menos dos veces a la semana, o una caminata diaria de media hora.
  • Tomar gramo y medio de calcio todos los días, mediante la dieta o como suplemento. Dos onzas de queso, dos vasos de leche, o dos tazas al día de hortalizas como el brócoli.
  • Prevenir las caídas.
  • Seguir una dieta equilibrada: alimentos con un alto contenido de fibra, bajo consumo de sal y rica en calcio y en vitamina D.
  • Evitar el consumo de alimentos ricos en fosfatos y cafeína.
  • Consumir alimentos como: leche descremada, yogur dietético, pan fortificado, jugo de naranja fortificado con calcio, almendras secas, grasa de ciertos pescados y muchas verduras verdes y frescas.

La prevención con medicinas

El tratamiento preventivo con medicamentos generalmente es a base de hormonas que reducen la propensión a fracturas. Las mujeres que se someten a una histerectomía reducen el riesgo de padecer osteoporosis; al igual que las mujeres que toman progesterona para prevenir el riesgo de cáncer uterino. Otra forma de prevenir la osteoporosis es la utilización de los parches de estrógeno, pero éstos sólo deben usarse durante cinco años, porque el riesgo de cáncer uterino empieza a ser alto.

Las mujeres: ir al médico cuando se superan los 40 años y tiene dolor constante, o si está próxima a la menopausia; si está en alto riesgo de padecer la enfermedad, hágase un examen de densidad de hueso.

Los hombres: consulte con el especialista cuando disminuya el deseo sexual o crea que sufre de impotencia, porque esto indica deficiencia de hormonas del sexo. Igualmente si padece de constantes dolores en los huesos o articulaciones.

Qué hacer ante una emergencia

Generalmente, las emergencias son derivadas de las fracturas; en estos casos es recomendable inmovilizar de inmediato los huesos y las articulaciones comprometidas y llamar a los servicios de urgencias.

Tratamiento

Pasados cuatro o seis años después de la menopausia se puede tratar la osteoporosis con un tratamiento hormonal; además, con ejercicio y toma de calcio se puede prevenir la pérdida de densidad del hueso.

A cada paciente debe hacérsele un estudio especial que permita cuantificar la velocidad de pérdida de la matriz ósea. Se suelen utilizar medicamentos como los estrógenos y la calcitonina, como tratamiento preventivo para frenar la pérdida de densidad ósea y evitar así la aparición de fracturas patológicas.

Una vez detectada la osteoporosis, se tratará para prevenir los factores de riesgo con ejercicio físico, que mantenga la masa ósea y muscular, con exposición solar, suplementos de vitaminas y minerales adicionales a la dieta rica en calcio y disminuir los riesgos de las fracturas patológicas (traumatismos o caídas por calzado inadecuado, buena iluminación nocturna, supresión de alfombras, superficies lisas o resbaladizas). Además de las vitaminas y minerales, se cuenta con medicamentos como la calcitonina, los difosfonatos, alfacasidol calcitriol, los estrógenos, etcétera.

El tratamiento se hará de acuerdo con el paciente y la severidad de la osteoporosis, con reposo absoluto, soportes anatómicos, analgésicos contra el dolor, y especialmente cirugía para las fracturas de cadera.

El tratamiento de reemplazo hormonal se prescribe para la posmenopausia o seguido a una histerectomía.

OSTEOMALACIA

Cuando la sustancia básica de los huesos no endurece por diversos trastornos, la enfermedad se conoce como raquitismo en los niños y osteomalacia en los adultos.

Signos y síntomas

En los niños: entre los síntomas más frecuentes se observa en los niños un sueño inquieto, sudor, movimiento espontáneo limitado, demora en gatear y caminar y dentición tardía.

En los adultos: los síntomas incluyen dolor de huesos, en especial en la parte del pecho, en la ingle, mientras camina, y en la columna vertebral.

Posibles causas

En los niños se origina por falta de vitamina D o insuficiente exposición a la luz solar.

En los adultos pueden adicionarse otras causas:

  • Un mal funcionamiento del estómago como consecuencia de los desórdenes del intestino o del páncreas.
  • Problemas del riñón o cirrosis del hígado.
  • Medicinas anticonvulsivantes.
  • Uso excesivo de laxantes.

Factores de riesgo

En los niños: normalmente ocurre hasta los 2 años de edad, hay mayor riesgo si el niño ingiere una dieta pobre en vitamina D y una exposición insuficiente al sol.

Consecuencias y complicaciones

En los niños: a causa del raquitismo, los huesos largos pueden doblarse, causando deformación en las piernas torcidas en "O".

En los adultos: hay la tendencia a evitar los movimientos dolorosos y el deterioro del músculo. Por ello, el esqueleto adquiere deformidades por los traumas en la columna vertebral y la frecuente rotura de los huesos.

Cómo prevenir la enfermedad

Llevar una dieta adecuada. Los niños deben tomar vitamina D para evitar el raquitismo.

Qué hacer cuando padece la enfermedad

Busque ayuda cuando los síntomas aparecen.

Tratamiento

En los niños: es importante que reciban la dosis diaria adecuada de vitamina D durante un par de semanas. Luz solar o tratamiento de lámparas de sol; después del tratamiento, los huesos malformados se corrigen normalmente.

En los adultos: también los adultos necesitan enriquecer su dieta con altas dosis de vitamina D. Una abrazadera en la espalda puede ayudar a disminuir la presión en la espina dorsal.

DOLOR DE LA ESPALDA BAJA

El dolor de la parte baja de la espalda es un trastorno que afecta a la columna vertebral en toda su extensión.

Signos y síntomas

Si un disco se ha movido y presiona algún nervio, se produce una sensación de dolor, entumecimiento y hormigueo que se siente en el área anatómica relacionada con ese nervio. Caso común el que se da cuando el nervio afectado va a los miembros inferiores, particularmente al nervio ciático, allí el dolor que produce se extiende desde la parte baja de la espalda hacia las nalgas y las piernas.

Posibles causas

Al tensionarse los músculos impiden la llegada del oxígeno y la circulación se ve afectada. La carencia de oxígeno es la causante de que se genere el dolor. Los discos espinales no se recuperan y hacen que las interacciones entre las vértebras se perturben; los músculos tratan de corregir la anomalía, aumentando su tensión. Los espasmos musculares generalmente se deben a un desequilibrio en otra parte distinta del cuerpo.

Factores de riesgo

Los anillos móviles y los segmentos que protegen la columna vertebral son propensos al desgaste. Toda la espina dorsal sufre desgaste normal por envejecimiento, que no siempre resulta ser doloroso. Las personas que están bajo gran tensión física o emocional por largo tiempo tienden a experimentar tensión muscular y, por consiguiente, a padecer los dolores.

Consecuencias y complicaciones

Los discos intervertebrales desgastados comprimen los nervios. La distribución incorrecta del peso en las pequeñas uniones entre las vértebras causa un desgaste más rápido. Los tendones, los nervios y los vasos sanguíneos conectados con las vértebras hacen que se sienta dolor y tensión.

Cómo prevenir la enfermedad

Fortificando adecuadamente los músculos de la espalda y del estómago; se mantiene la columna vertebral vertical y con una buena postura. Las personas físicamente activas sufren menos estos trastornos que los sedentarios. Los ejercicios que balancean el cuerpo hacen mucho bien, igualmente es provechoso:

  • Pararse en una pierna y agitar un brazo vigorosamente. O con el otro pie tratar de escribir un nombre en el aire, mientras más rápido mejor. Se practican muchos ejercicios de balance en el yoga.
  • Caminar o subir escaleras sosteniendo una pequeña bolsa de arena (o un libro) en la cabeza para fortificar la espina dorsal, lleve un peso en la cabeza por 20 minutos, dos veces al día.
  • Caminar en agua profunda; o nadar arrastrando un peso.
  • Hacer ejercicios de balanceo.
  • Alternar las actividades de diferentes formas, tanto como sea posible.
  • Si trabaja sentado, varíe en el día las posiciones del cuerpo, para relevar y darle rotación al peso corporal en los empalmes.
  • Acomodar la altura de la silla de trabajo correctamente para doblar rodillas, caderas y codos perpendicularmente.
  • Si es necesario, cambiar la postura de trabajo, con la ayuda de un experto en ergonomía o de un terapista ocupacional, si es posible.
  • Estarse boca abajo frecuentemente, por ejemplo, mientras lee o ve televisión.
  • Repartir el peso al cargar cosas utilizando los brazos.
  • Al levantar un objeto pesado, ponerse en cuclillas para tomarlo, así las piernas soportan la mayor parte del peso en vez de la espalda, lo que ocurre si se agacha y lo alza con los brazos y las piernas rectos.
  • En las clínicas especializadas para el dolor de espalda ofrecen clases para reforzar su parte posterior y evitar lesiones de la misma.
  • Cualquier ejercicio de relajación ayudará a prevenir el dolor de espalda.

Cuándo buscar ayuda médica

Busque ayuda si siente dolor de espalda por un largo período de tiempo y no puede aliviarlo con ejercicios de relajación y métodos de superación personal.

Tratamiento

Terapia física: en el tratamiento de esta enfermedad es muy importante realizar ejercicios terapéuticos para aflojar los músculos tensos. Los masajes también son beneficiosos al igual que la acupuntura.

Tratamiento con medicinas: comúnmente se prescriben analgésicos/antiinflamatorios, los que ayudan a controlar el cuadro doloroso; pero si no son suficientes, se suele prescribir un sedante a corto plazo.

DOLOR DE ESPALDA

Hay muchas modalidades como el lumbago, la ciática, las hernias, las rupturas y los daños del disco.

El lumbago o lumbalgia, es el dolor en la parte inferior o lumbar de la espalda, acompañado muchas veces de rigidez, dificultad para realizar movimientos y contractura muscular. Lo que lo caracteriza es un dolor en la parte inferior de la espalda de aparición brusca e intensa, que aparece cuando la persona está inclinada y el dolor le impide volver a la posición erguida.

La lumbalgia afecta los músculos, tendones o discos intervertebrales de la región lumbar y, por lo general, se origina por una mala flexión en posiciones de carga, o después de exposiciones bruscas o prolongadas al frío o a la humedad. El lumbago se trata con calor, reposo, masajes, tracción y analgésicos/antiinflamatorios.

Signos y síntomas

Lumbago: es un dolor agudo que aparece de manera repentina en la parte más baja y posterior de la espalda, a menudo al inclinarse, levantarse o al voltearse, y se intensifica al toser, estornudar o presionar los músculos abdominales. Los músculos que rodean la espina dorsal se contraen en un espasmo. Es casi imposible moverse o conseguir una posición cómoda al acostarse.

Ciática: se sienten generalmente los mismos síntomas, pero abajo en la parte posterior. El dolor se difunde sobre la nalga, a lo largo del exterior o atrás de los muslos, y a menudo afecta pantorrillas, tobillos y pies. Puede llegar a la parálisis.

Posibles causas

Al cambiar de lugar un disco de la columna o desplazarse de su posición normal, hace que su base cartilaginosa presione los nervios que se extienden fuera del canal espinal. Esto provoca espasmos musculares, entumecimiento y parálisis.

Factores de riesgo

En pacientes con trastornos congénitos del tejido conectivo, los discos intervertebrales se debilitan de manera temprana. También las personas tensionadas física o psicológicamente por largo tiempo llegan a sufrir de los discos.

Consecuencias y complicaciones

Se evita el dolor, el lumbago o o la ciática adoptando una postura que no produzca tensión adicional en los músculos. Si un disco presiona un nervio por largo tiempo, puede causar un daño irreversible.

Cómo prevenir la enfermedad

  • Mejore su estilo y condiciones de vida.
  • Al trabajar, adopte posturas cómodas que no maltraten la espalda.
  • Con ejercicios se pueden fortalecer los músculos de la espalda y del estómago.

Qué hacer ante una emergencia

  • Busque ayuda profesional cuando crea que se va a presentar un episodio de parálisis.
  • Si el dolor se hace insoportable, a pesar de las medidas que se tomen, acuda al especialista.
  • Si el dolor permanece por más de 30 días, o tiene episodios repetitivos, consulte con el médico.

Tratamiento

El lumbago y la ciática son síntomas de que el organismo necesita equilibrar la tensión y relajarse con más eficacia. Cuando no puede dedicar tiempo para lograr un buen relajamiento, entonces debe consultar con un especialista.

Terapia física

  • Hágase masajes con frecuencia, son relajantes.
  • Los tratamientos con compresas calientes son útiles en la terapia física.
  • Los ejercicios fortalecen la espalda.
  • La acupuntura suele ser beneficiosa.

Los medicamentos

  • Los analgésicos y antinflamatorios neutralizan el dolor agudo.
  • Una inyección de anestésico rompe el círculo vicioso del dolor y la tensión muscular.

Tratamiento con cirugía

  • Si un disco es el causante de la parálisis al presionar los nervios en la espinal dorsal, debe ser operado lo antes posible.
  • Para poder operar hay que identificar el disco que se ha deslizado y está causando el problema; esto se puede hacer por medio de una exploración de tomografía computarizada (CT), una proyección de imagen de resonancia magnética (MRI) o un mielograma.

ENFERMEDAD DE SCHEUERMANN

Esta enfermedad de la columna vertebral es la causante de una joroba pronunciada en las personas jóvenes.

Signos y síntomas

Presión sobre los músculos de la espalda.

Posibles causas

No hay claridad exacta de la causa, pero parte del hueso vertebral se muere. Las vértebras entonces se acuñan y los discos se hunden en las vértebras.

Factores de riesgo

Esta enfermedad causa más daño en la pubertad, porque afecta principalmente a jóvenes alrededor de los 14 años. Si aparece en edad posterior su avance es más lento y es menor la curvatura de la espina dorsal.

Consecuencias y complicaciones

La parte posterior presenta rigidez en su curvatura y se siente dolor.

Cómo prevenir la enfermedad

Algunas acciones pueden ayudar en la prevención de la enfermedad:

  • Practicar deportes como la natación es importante para fortalecer los músculos de la espalda.
  • Asegurarse de que la silla y mesas tengan la altura correcta.
  • Si puede, realice su trabajo en una mesa de plano inclinado.

Qué hacer en casos de emergencia

Busque ayuda profesional si sufre por adoptar malas posturas, especialmente si está causando dolor de espalda.

Tratamiento

En primera instancia el tratamiento se hace por estética y por el deseo de los padres de ver a sus hijos adoptar una postura recta, pues la espalda doblada refleja lo que el niño sufre por estar soportando esta dolencia.

La terapia física y el uso de los corsés llevan tiempo y son incómodos; el intentar corregir una mala posición de la columna vertebral tiene poco sentido en los casos donde resulta incómodo para los niños.

Comúnmente, esta incomodidad dura cerca de dos años. En ese tiempo, los pacientes deben recibir cuidado especial; con el paso del tiempo, todo se normaliza.

Terapia física

Para cualquier terapia física se necesita buena disposición y cooperación por parte de la familia y del paciente y, por tanto, cierto grado de madurez, del niño.

Tratamiento con medicamentos

Algunos medicamentos como los analgésicos se deben emplear solamente en los casos donde el dolor es insoportable.

ESCOLIOSIS

La escoliosis es una enfermedad donde se da una alteración caracterizada por una espina dorsal curvada lateralmente y de apariencia torcida.

Signos y síntomas

La escoliosis se detecta, generalmente, por casualidad y por alguien muy cercano al paciente. Para cuando la curvatura es más visible, es porque la enfermedad ha progresado con los siguientes síntomas:

  • Un hombro más alto que el otro, y la escápula del mismo lado más notoria.
  • Una cadera más alta que la otra.
  • Si el paciente se inclina hacia adelante, se hace evidente que la columna está torcida, y que la mitad de la parte posterior resalta más.

Posibles causas

Las causas de la escoliosis son desconocidas en la mayoría de los pacientes. De vez en cuando la escoliosis se origina por defectos de nacimiento.

Factores de riesgo

La escoliosis suele aparecer, por lo general, en la pubertad.

Las muchachas son cuatro veces más propensas a padecerla que los jovenes.

Los niños con historia familiar de escoliosis tienen mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.

Consecuencias y complicaciones

  • Dolor en primer lugar.
  • Por lo general, la columna se tuerce e interfiere el funcionamiento normal del corazón y del pulmón.
  • A los pacientes con esta enfermedad se les hace dificil llevar una vida normal, porque la escoliosis llega a afectarlos significativamente y afecta su desempeño diario.

Qué hacer ante la enfermedad

Busque ayuda profesional cuando los síntomas se hacen presentes. De igual manera si el niño todavía está demorado en empezar a caminar, el médico con un simple examen de rayos X podrá comprobar si hay anormalidad en la curvatura de la espina dorsal, estos exámenes debe revisarlos un médico experto en escoliosis para que determine el estado real de la enfermedad.

Sin embargo, en la mayoría de los casos la escoliosis se puede eliminar con un tratamiento adecuado a lo largo del eje vertical.

Tratamiento

Dependiendo del estado de la enfermedad así será el tratamiento a seguir, por ejemplo si la escoliosis es leve, pero va empeorando, al paciente se le debe poner en una cargadera de apoyo. En el caso de un niño que posea una curvatura por encima de 30 grados y experimente síntomas de crecimiento, debe usar un apoyo cuanto antes para impedir que la condición se pronuncie. Los apoyos empujan y tiran de la columna vertebral en una determinada dirección, estos apoyos se utilizan entre 14 y 23 horas al día. El tratamiento se complementa con terapia física.

El uso de abrazaderas es algo incómodo porque son difíciles de ocultar debajo de la ropa. Es duro obligar a una persona joven activa a cargar este aparato; después de todo, él o ella no sienten dolor, y por eso no imaginan las consecuencias de que su condición se vuelva insostenible.

Usar un apoyo permite evitar el deterioro adicional y así la necesidad de cirugía.

Cirugía

Cuando la curvatura de la escoliosis sea mayor de 50 grados, es necesario intervenir quirúrgicamente. La cirugía también puede prevenir el dolor y, sobre todo, el efecto psicológico negativo de una deformidad seria en el futuro. En la operación de la escoliosis, se insertan dos barras en la espina dorsal, en un sitio que permanezcan inmóviles. Después de la operación, el paciente necesita usar un apoyo.

En algunas ocasiones no hay necesidad del apoyo o del molde.

Cuando los tratamientos resultan efectivos, la curvatura de la columna vertebral es reducida a la mitad.

Además de los riesgos generales de cualquier cirugía, hay un pequeño riesgo de daño del nervio, que en el más extremo de los casos produce paraplejía.

Si la torcedura ocurre en la parte posterior, se puede operar desde el frente, a través de la cavidad abdominal. Este método da mejores resultados y el riesgo de paraplejía es más remoto, aunque la operación por sí misma es más complicada.

MúSCULOS ADOLORIDOS

Es el dolor que surge un día después de haber realizado una actividad física excesiva.

Signos y síntomas

Músculos adoloridos y rígidos aparecen al otro día de una exigente actividad muscular.

Posibles causas

El ácido láctico y otros derivados metabólicos acumulados en las fibras musculares, producen los dolores musculares.

Factores de riesgo

Existe un mayor riesgo de padecer esta dolencia en las personas que hacen ejercicios y que no están acostumbradas a la actividad física, o si hace demasiada actividad durante su rutina de ejercicios o en alguna práctica deportiva.

Consecuencias y complicaciones

No es para preocuparse ya que el dolor muscular desaparece por sí solo.

Cómo prevenir la enfermedad

La mejor prevención es fortalecer los músculos a través de la actividad física regular.

Qué hacer ante una emergencia

Al presentarse el dolor, no es necesario asistir de inmediato a un centro médico de emergencias.

Tratamiento

La tonificación muscular ayuda como terapia física, si el dolor es insoportable tome un analgésico.

CALAMBRES MUSCULARES

Es una contracción muscular violenta, involuntaria, anómala y muy prolongada y potente que se relaja con lentitud.

Signos y síntomas

Los músculos apiñados causan dolor. En el espasmo clónico, las contracciones de los músculos afectados son repetidas, enérgicas y se suceden con rapidez, con episodios de relajación igualmente repentinos y frecuentes.

Posibles causas

Dentro de las posibles causas están la circulación insuficiente a los músculos más pequeños y los cambios metabólicos en las células del músculo. El daño del nervio puede aumentar la tensión muscular y producir calambres.

Factores de riesgo

El riesgo mayor de trastornos musculares sucede cuando:

  • La sal del cuerpo y el equilibrio del organismo se perturban, debido a la nutrición defectuosa, los diuréticos o el uso de laxantes, o la transpiración excesiva.
  • Durante la práctica deportiva con ejercicios desacostumbrados.
  • Si se persiste y se fuerza el cuerpo en las actividades a pesar del agotamiento físico.
  • Se llevan zapatos incómodos.

Consecuencias y complicaciones

Por lo general, los calambres musculares no tienen un efecto duradero, solamente causan incomodidad. Al presentarse en un músculo calambres repetidos, al día siguiente puede presentarse rigidez y dolor.

Cómo prevenir la enfermedad

  • Fortalecer los músculos con la práctica del ejercicio regular.
  • En la actividad física y con sudor excesivo, se deben beber suficientes líquidos, para hidratar el cuerpo.
  • Ingiera una dieta equilibrada. No es necesario la toma de suplementos como calcio, magnesio, cobre, a menos que las pruebas de sangre muestren una deficiencia.
  • Al tomar medicinas, averigüe si tienen un posible efecto colateral.

Qué hacer ante una emergencia

Consulte con el médico si frecuentemente padece de calambres musculares sin ninguna razón aparente, o si se sospecha que una medicación es la causa de los calambres.

Tratamiento

Se puede determinar con pruebas sanguíneas en donde se descartan alteraciones o deficiencia de electrolitos como por ejemplo el magnesio, que se debe consumir en forma abundante en la alimentación o con suplementos vitamínicos.

Igualmente se puede prescribir una medicación para calmar o relajar los músculos, pero su uso sólo es aconsejable en casos especiales.

LESIONES Y CONTUSIONES DEL MúSCULO

Una lesión muscular generalmente aparece varios días después del traumatismo. El hematoma indica un derrame de sangre bajo la piel.

Signos y síntomas

Por lo general, se siente dolor en el momento de la lesión y de nuevo cuando se aplica presión en el lugar del hematoma.

Posibles causas

Una lesión muscular puede ser causada por una presión fuerte, un choque o un golpe.

Factores de riesgo

Es mayor el riesgo de un golpe en las personas con desórdenes de sangre o que toman medicamentos que retarden la coagulación de la sangre.

Consecuencias y complicaciones

El sangrado de los vasos sanguíneos rotos bajo la piel producen un hematoma. Si los vasos sanguíneos dañados son más profundos, la emanaciones de sangre aumentan. El excesivo sangrado puede afectar el funcionamiento de la articulación y de los músculos.

Después de una lesión o contusión mayor en la cabeza, se hace necesario una estancia en el hospital para la observación. Algunas veces pasan varios días antes de que se detecte el sangrando interior en el cerebro lo cual es peligroso para la persona que lo sufre; un examen de tomografía por computador (CT) puede mostrar las lesiones del tejido. En las afecciones más graves, se hace necesario la cirugía.

Cómo prevenir la enfermedad

No es posible, aparte de tener cuidado en las actividades que realizamos.

Qué hacer ante una emergencia

Busque ayuda inmediata si ha sufrido un golpe o una contusión severa, sobre todo en algunas partes del cuerpo como que representan mayor peligro como la cabeza.

Tratamiento

Es de gran utilidad aplicar al paciente masajes con ungüentos que ayuden al cuerpo a absorber más rápidamente las emanaciones de sangre.

Tirón o desgarre muscular

En un tirón muscular, las fibras del músculo forman diminutas hendiduras. Un desgarre se caracteriza por hendiduras más grandes en las fibras del músculo.

Signos y síntomas

Un dolor punzante al aplicar presión en el lugar afectado se siente cuando hay un tirón muscular.

En el desgarre muscular, hay un sangrado doloroso en el lugar de la lesión.

Posibles causas

Un tirón o un desgarre se da cuando existe una tensión progresiva y excesiva sobre los músculos.

Igualmente cuando ocurre un golpe a un músculo que se encuentra bajo tensión.

Factores de riesgo

El riesgo aumenta en las personas que tienen músculos débiles y en los deportistas que están expuestos a esfuerzos mayores.

Consecuencias y complicaciones

El tamaño de la lesión y la cantidad de fibras rasgadas, determina que la emanación de sangre sea más pequeña o más grande.

Si la lesión no sana completamente, el tejido cicatriza solamente algunas de las fibras causando así una pérdida de elasticidad en el músculo, y dejando latente un riesgo de un rasgado mayor del músculo en un esfuerzo posterior.

Una semana toman los hematomas para desvanecerse generalmente. Los tirones musculares duran un mes en sanar comúnmente, los músculos rasgados sanan aproximadamente en 45 días. La recuperación total puede tardar hasta tres meses para que los músculos la fuerza y la elasticidad anterior.

Cómo prevenir la enfermedad

La mejor manera de prevenir una lesión muscular se puede llevar a cabo calentando los músculos antes de hacer ejercicio y actividades físicas.

No cargue el músculo de trabajo excesivo.

Qué hacer ante una emergencia

Si padece de un desgarre o tirón muscular; sólo un diagnóstico médico puede determinar el procedimiento a seguir y sobre todo si la cirugía es necesaria.

Tratamiento

Por lo general, una venda de apoyo aliviará el dolor. Los músculos deben ejercitarse con terapia física durante el tratamiento.

Los ungüentos pueden ayudar al cuerpo a absorber más rápidamente las emanaciones de sangre.

Los analgésicos ayudan a calmar el dolor cuando éste es muy fuerte e interfiere con la actividad diaria.

En los casos más graves la cirugía puede ser necesaria y aplicarse para suturar las fibras musculares rasgadas.

ATROFIA MUSCULAR

Es un transtorno muscular donde se hace evidente la debilidad del músculo o un daño en el mismo.

Signos y síntomas

Uno de los síntomas más comunes de este transtorno se da cuando los brazos y las piernas crecen más delgados de lo normal.

Posibles causas

Por lo general, esta enfermedad se debe a que los nervios que controlan los músculos se dañan o enferman y no transmiten a los músculos las indicaciones de normal funcionamiento.

Al contrario, la distrofia muscular resulta cuando los nervios son saludables, pero los músculos están enfermos y se van haciendo más débiles con el paso del tiempo. Esta enfermedad es de difícil detección porque no es visible externamente el daño, ya que los tejidos conjuntivos reemplazan el volumen perdido en el músculo afectado.

Factores de riesgo

Esta enfermedad por lo general es hereditaria y progresiva. Una historia familiar con presencia de estos trastornos brinda un riesgo mayor de padecerla.

Consecuencias y complicaciones

La pérdida progresiva de la movilidad es una de las consecuencias de tener músculos atrofiados y se hace necesario aprender a vivir con ellos. Con el tiempo, el paciente depende de otros y de una silla de ruedas.

Cómo prevenir la enfermedad

La práctica de una rutina de ejercicio permanentemente puede reducir, considerablemente, la pérdida de la masa y la fuerza muscular.

Qué hacer ante la enfermedad

Busque ayuda médica cuando sospeche que padece los síntomas.

Tratamiento

El tratamiento para una curación completa es imposible. Esta es una enfermedad tratada por especialistas en neurología. La terapia física y una rutina de ejercicio programada puede reducir, considerablemente, la pérdida del tono del músculo.

Miositis

La miositis es la inflamación del tejido muscular de contracción voluntaria. Hay numerosos tipos de inflamaciones del músculo, todos estos con síntomas similares.

Signos y síntomas

Dolor, músculos rígidos, fiebre leve, pérdida de peso y falta de energía general.

Posibles causas

Normalmente, es un transtorno del sistema inmunológico donde el cuerpo desarrolla defensas contra sus propios músculos. Algunas veces, la miositis es causada por un patógeno externo.

Factores de riesgo

Un antecedente familiar de esta enfermedad es un factor importante. Las mujeres desarrollan la miositis con mayor frecuencia que los hombres.

Consecuencias y complicaciones

En casos severos, el paciente pierde la habilidad de caminar y se le paralizan los músculos respiratorios y digestivos. Esta enfermedad puede llegar a ser fatal.

Cómo prevenir la enfermedad

No se puede si no se conoce la causa exacta.

Qué hacer ante una emergencia

Busque ayuda si se tiene dolor muscular por más de un mes.

Tratamiento

Es aconsejable que los músculos afectados deban inmovilizarse y guarden reposo por algún tiempo. Después, deben introducirse los ejercicios apropiados. Es importante mantener las fibras musculares fortalecidas. Si la enfermedad no se trata con medicamentos, puede haber una degeneración muscular.

DEBILIDAD MUSCULAR

En esta enfermedad, los músculos se cansan fácilmente y recobran su fuerza muy despacio.

Signos y síntomas

Debilidad muscular general, la enfermedad empieza en la faringe, seguida por la debilidad en los brazos, piernas, cuello y torso, llegando también a restringir los movimientos voluntarios de los ojos.

Posibles causas

Es una enfermedad del sistema autoinmune en la que el cuerpo usa sus defensas contra sí mismo. Se daña la transmisión de impulsos nerviosos a los músculos, la glándula del timo, por lo general, se encoge en la pubertad y se considera que esta anomalía está asosiada con esta enfermedad.

Factores de riesgo

Las mujeres están en mayor riesgo que los hombres.

Consecuencias y complicaciones

La enfermedad puede llegar a producir un ataque agudo, o ser intermitente. La dolencia puede agravarse si los músculos respiratorios se paralizan.

Cómo prevenir la enfermedad

Es difícil hacer prevención en esta dolencia.

Qué hacer ante una emergencia

Busque ayuda si se presenta cualquier síntoma de debilidad muscular, como visión doble u otros trastornos visuales.

Tratamiento

Generalmente el tratamiento se hace con medicinas, en los casos leves, en los más graves se pueden tratar con inmunosupresores y corticosteroides.

Buena parte de los pacientes mejora significativamente después de la recuperación de la glándula del timo.

HERNIAS

Las hernias son defectos de las paredes musculares por donde protruyen órganos. Aparecen a causa de un esfuerzo en las cavidades, cuya pared está debilitada.

La hernia diafragmática o del hiato: es aquella en la que una parte del estómago o un asa intestinal penetran en la cavidad torácica a través de una abertura del diafragma.

Hernia umbilical: el intestino pasa a través de la pared abdominal bajo la piel del ombligo.

Hernia epigástrica: el tejido graso atraviesa el tejido conjuntivo débil entre el ombligo y esternón.

Hernia inguinal: es la más frecuente y ocurre cuando parte del intestino sale a través de la pared abdominal en un lugar débil en la ingle.

Hernia femoral: partes del peritoneo o intestinos se destacan bajo la ingle, a un punto entre el tronco y la pierna donde los vasos sanguíneos grandes están presentes.

Signos y síntomas

En las hernias epigástrica, umbilical, femoral e inguinal: las hernias suelen aparecer después del ejercicio, al igual que al levantar una carga pesada y se asocian con dolor.

Hernia encarcelada: se produce cuando el contenido protruye a través del defecto muscular, se turce y se empiza a necrosar por falta de irrigación sanguínea. Es muy dolorosa. Debe ser tratada de inmediato. Se considera una urgencia.

Hernia hiatal: es asintomática, o se presentan algunos síntomas parecidos a los de la angina pectoris como: presión en el estómago, acidez en el estómago, eructo, vómito, dolor en la parte superior del abdomen, la parte de atrás y en el área del corazón, sobre todo al acostarse.

Posibles causas

Por lo general, estas hernias resultan cuando los tejidos conjuntivos cuando son incapaces de resistir la presión de los órganos internos.

Factores de riesgo

Estan en mayor riesgo de sufrir una hernia:

  • Las personas con sobrepeso.
  • Las personas con los tejidos debilitados.
  • Las personas que fuerzan los músculos del estómago.
  • El levantar o llevar algo pesado.
  • Las personas que padecen tos fuerte y constante.
  • Los deportistas.

Consecuencias y complicaciones

Si la hernia no se puede ubicar en su lugar, o sigue repitiéndose, o los tejidos sobresalen, se está en un gran riesgo.

Hernias inguinal y femoral: una vuelta o asa intestinal puede alojarse en la apertura herniaria y se estrangula debido a la falta de circulación.

Hernia hiatal: normalmente no causa ningún problema, sin embargo, en este tipo de hernias hay peligro de que se pueda diagnosticar erróneamente y operarse inútilmente; o que un desorden más serio pueda diagnosticarse como una hernia hiatal. Muchos de los pacientes de hernia hiatal también sufren una enfermedad más seria.

Cómo prevenir la enfermedad

  • Pierda el exceso de peso.
  • Fortalezca los tejidos conjuntivos.
  • Tenga cuidado al levantar las cargas pesadas, es mejor en los hombros y no llevarlos cargados adelante sobre el estómago.

Qué hacer ante una emergencia

Busque ayuda médica inmediata si la persona nota una hinchazón en el área abdominal, o si frecuentemente sufre de dolor de estómago o ardor cerca del corazón.

Autoayuda

No son útiles a largo plazo, si la causa de la presión continúa, ésta puede dañar el tejido subyacente, lo que complica las operaciones futuras.

Tratamiento

Dependiendo del tipo de hernia, así será el tratamiento a seguir.

Hernias epigástricas: no tienen prácticamente ninguna complicación que amenace la vida, por tal razón, no necesitan tratamiento mientras no haya ningún problema.

Hernia hiatal: al igual que las epigástricas, la operación raramente es necesaria.

Las demás hernias: deben cerrarse quirúrgicamente. Generalmente no requiere permanencia en el hospital después de la cirugía.

Otro procedimiento de uso común es la endoscopia, donde el procedimiento requiere sólo dos aberturas pequeñas en el abdomen.

Hernia inguinal en los niños: se realiza el mismo procedimiento quirúrgico.

Hernia umbilical en los niños: si la hernia no ha cerrado en un término de cinco años, el cerramiento debe hacerse quirúrgicamente.

Una cirugía inmediata debe practicarse en caso de una hernia estrangulada; se recomienda que este tipo de hernias sean operadas antes de que la hernia pueda llegar a estrangularse y ocasionar un elevado riesgo para la vida del paciente.

ESGUINCES Y TENSIONES

El esguince es la distensión de los ligamentos de una articulación y con frecuencia hay rotura de tejidos, pero sin luxación. Los esguinces ocurren en el tobillo, la rodilla y la muñeca, y producen bastante dolor, inflamación y dificultad para mover la articulación afectada.

Los esguinces leves sólo producen un ligero desgarro en los ligamentos, pero en los casos más graves pueden romperse.

Signos y síntomas

Los síntomas van de acuerdo con la severidad de la lesión, pasan por un dolor leve al ejercer peso y presión en la articulación, o un dolor fuerte en caso de una lesión seria, la articulación no puede soportar peso y el dolor se hace más intenso y permanente, por lo general se presenta hinchazón.

Posibles causas

Cuando la articulación está dislocada, los ligamentos pueden estirarse al máximo y llegar a rasgarse.

Factores de riesgo

El peligro de resultar con torceduras y esguinces es mayor en personas propensas a sufrir lesiones frecuentes, sobre todo si practican deportes o están sometidas a trabajos que demandan gran esfuerzo físico.

Consecuencias y complicaciones

Si la sangre ingresa en los tejidos de la articulación como resultado de una lesión, y si esto sucede con frecuencia, la articulación puede resultar con artritis.

Cómo prevenir la enfermedad

  • Si se sufre una torcedura en una articulación, para tratarla hay que llevar consigo una venda elástica.
  • Los zapatos deben tener suelas suaves para que los pies se apoyen cómodamente, cuando hay que hacer ejercicio o practicar deportes.
  • No usar tacones altos en los zapatos.
  • Ser cuidadosos al hacer fuerza en trabajos pesados, protegiendo el área que hace el esfuerzo.

Qué hacer ante una emergencia

Buscar ayuda cuando una articulación está hinchada y se presentan problemas al caminar.

Tratamiento

Valiéndose de vendas de apoyo, inmovilizar la articulación y así evitar males peores. No mover la articulación hasta que el médico lo ordene. Entonces, y con la ayuda de terapia física si es necesario, gradualmente comenzará a mover la articulación aplicando algo de presión. La terapia física permite fortalecer los músculos que sostienen la articulación y estabiliza los ligamentos. Los movimientos debajo del agua también son buenos en el tratamiento.

DISLOCACIONES

Cuando se produce una dislocación, los extremos de los huesos que forman las articulaciones quedan fuera de su sitio; aunque a veces ellos mismos regresan a su posición casi inmediatamente, sucede también que permanecen dislocados y en este caso se deben tratar por un profesional de la salud.

Signos y síntomas

Estos pueden ser los síntomas de una dislocación:

  • Dolor intenso al producirse la lesión.
  • Imposibilidad de mover la articulación y un dolor fuerte si se intenta.
  • Presencia de inflamación.

Posibles causas

Las dislocaciones son el resultado del esfuerzo en las articulaciones para hacer un movimiento para el cual no están preparadas.

Factores de riesgo

Una persona puede sufrir una dislocación si:

  • Tiene débiles los ligamentos debido a repetidos daños similares sucedidos anteriormente.
  • Practica deportes que exigen un esfuerzo máximo y a veces en terrenos desiguales.

Consecuencias y complicaciones

Cuando los ligamentos y tendones que apoyan la articulación se llegan a lesionar, pueden presentarse rasgaduras pequeñas o fracturas óseas.

Si en el sitio lesionado de la articulación ha fluido sangre repetidamente, pueden desarrollarse síntomas artríticos. En cada dislocación la articulación pierde estabilidad exponiéndose a repetidas lesiones.

Cómo prevenir la enfermedad

  • La articulación se protege vendándola o envolviéndola cuando hay necesidad.
  • Los músculos débiles se vuelven fuertes mediante el ejercicio.
  • Haga calentamiento de los músculos antes del ejercicio.

Qué hacer ante una emergencia

Se debe buscar ayuda cuando existe una articulación dislocada. Los rayos X nos dirán si además hay una lesión del hueso afectado.

Tratamiento

La articulación dislocada se debe tratar lo más rápido posible, porque los músculos se pueden haber estirado tan severamente que se necesite tratarlos con anestesia. Además, deben repararse los tendones afectados. Después de una operación, la articulación tomará seis meses, por lo menos, para sanar completamente. La terapia física posterior busca que en el futuro los movimiento de la articulación no tengan dolor.

LESIóN DE MENISCOS

La rodilla está constituida por tres articulaciones individuales que funcionan unidas por ligamentos y los tendones. Un par de discos de cartílago movibles forman el menisco lo cual facilita la movilidad y mejora la distribución del peso en el cuerpo, protegiendo del desgaste del cartílago articular.

Signos y síntomas

Una lesión de menisco produce un fuerte dolor cuando la rodilla se estira, o cuando recibe presión, o al tratar de girar la parte baja de la pierna. La articulación se siente inestable y el paciente no puede moverse con seguridad.

Posibles causas

Al lastimarse el menisco, los ligamentos de la rodilla se pueden tensionar o rasgar. Puede acuñarse uno de los meniscos entre la tibia y fémur. Casi siempre las lesiones de la rodilla se deben a una combinación de lesiones en la cápsula de la articulación.

Factores de riesgo

  • Las personas que están en mayor riesgo de lesionarse el menisco son los que practican deportes, sobre todo el fútbol. Si el cuerpo se gira mientras los pies están fijos en el piso y las rodillas están levemente torcidas, el peso del cuerpo puede pellizcar o aplastar un menisco.
  • También están en riesgo las personas cuyos trabajos exigen tener que arrodillarse y agacharse continuamente como los jardineros.

Consecuencias y complicaciones

Por lo general una lesión en la rodilla conlleva sangrado en la articulación. Si el sangrado no se trata oportunamente, la rodilla puede perder estabilidad y exponerse a desarrollar artritis.

Después de una lesión de meniscos, no se deben practicar deportes exigentes para las articulaciones, como el tenis y el fútbol, por lo menos durante 7 meses.

Cómo prevenir la enfermedad

Se debe proteger las articulaciones con vendas cuando se practica deporte o se hace ejercicio.

Qué hacer ante una emergencia

Inmediatamente que se sospeche que la rodilla está sufriendo daño, se debe buscar ayuda médica.

Tratamiento

Un examen de artroscopia verifica el daño del menisco para hacer una valoración y determinar si se elimina cualquier pedazo suelto de cartílago. La cirugía es necesaria cuando un menisco está pellizcado o rasgado; esto puede realizarse a menudo en la artroscopia.

La terapia física o terapia bajo el agua resulta de mucha utilidad para los músculos, y los ejercicios deben continuarse tanto como sea posible.

REUMATISMO

El reumatismo es un término de uso popular, y poco empleado en medicina, que sirve para designar diversos trastornos caracterizados por la rigidez, dolor e hipersensibilidad de las articulaciones y de los músculos. Dentro de las enfermedades que se llaman reumatismo están la gota, la fiebre reumática, la osteoartritis, la miositis, la bursitis y la artritis reumatoide.

Signos y síntomas

Puede haber inflamación o dolor muscular, de las articulaciones o del tejido fibroso, enrojecimiento, aumento de la temperatura en el área afectada e inflamación de la articulación lo que impide la movilidad.

Posibles causas

Los diversos fenómenos sintomáticos con que se manifiestan los desórdenes de la articulación y del tejido conjuntivo, comprenden más de un centenar de dolencias diferentes con causas y tratamientos distintos. En la mayoría de enfermedades de este tipo, las causas aún se encuentran en estudio, parce haber relación con el ambiente, los factores genéticos, los antecedentes familiares y el sistema inmune entre otros.

Factores de riesgo

Según las características que presenten los síntomas.

Consecuencias y complicaciones

Las principales son las que se relacionan con el desgaste óseo articular secundario a los procesos inflamatorios crónicos, con pérdida de la movilidad y en ocasiones hasta fracturas por pérdida de tejido. También se presentan complicaciones relacionadas con la toma de medicamentos que pueden producir desórdenes intestinales, náuseas y generar úlceras e igualmente pueden afectar el riñón; producir eccemas, ardor; daño al hígado y al sitema nervioso al verse la sensibilidad reducida.

Tratamiento

Es necesario acudir al reumatólogo, especialmente si se tiene duda sobre la calidad del diagnóstico de otro médico o sobre el tratamiento prescrito.

Para un mejor resultado, médico y paciente deben adecuar el tratamiento para aliviar la incomodidad, y debe ceñirse a la condición física general, pero también el paciente debe colaborar para lograr un buen resultado con el tratamiento dispuesto.

Dieta: una dieta vegetariana puede dar buenos resultados en el tratamiento de la gota.

Terapia física: por lo general, todos los tratamientos para el reumatismo mejoran el movimiento. Si el moverse le causa dolor y prefiere evitar la terapia, debe tomar un analgésico de antemano para contrarrestar el dolor. Pero la terapia física estimula los tejidos del cuerpo con el calor, el frío o los impulsos eléctricos. El masaje también trae excelentes beneficios para sentir alivio.

Siguiendo un programa de ejercicios diarios ya sea para la casa o el trabajo, se puede facilitar una vida más fácil y ayudar a descubrir lo mucho que se puede hacer a pesar de la enfermedad.

Medicamentos: aunque lo primordial es aliviar el dolor, hay que recordar que si se aumenta la dosificación de analgésicos, con el paso del tiempo se expone a los efectos o daños colaterales que las medicaciones pueden causar; por esto es necesario conocer las contraindicaciones.

En el tratamiento de la artritis, los ungüentos son utilizados para irritar la piel con el fin de generar calor, se prescriben cuando el dolor es crónico, pero las articulaciones no se encuentran muy inflamadas. Los ungüentos alivian el dolor, inhiben la inflamación y reducen la hinchazón. Ayudan mucho cuando se sufren fuertes dolores y la terapia física no es suficiente. De igual forma, se aplican cuando se trata de artritis reumatoidea crónica, y aunque esté tomando medicamentos para mejorarla son de gran ayuda como complementos.

Los medicamentos en todos los pacientes no obran de la misma manera, por eso se tienen que hacer varias pruebas con supervisión médica hasta encontrar los que den mejores resultados.

Siempre que tome medicamentos, recuerde:

  • Use sólo medicinas conocidas, cuyos efectos colaterales hayan sido probados por mucho tiempo.
  • Utilice remedios con efectividad a corto plazo. El peligro de los efectos colaterales indeseables es más grande con medicaciones que tienen un efecto prolongado.

El empleo de inyecciones de corticosteroides en las articulaciones no es recomendable, en la mayoría de los casos, por el serio peligro de una infección. Además, las inyecciones pueden destruir el hueso si la articulación se torna rígida. Para evitar el peligro de una infección, las inyecciones se deben aplicar con cuidado quirúrgico y observando la articulación diariamente durante por lo menos cinco días después de la inyección.

  • Tome los medicamentos lo más rápido posible.
  • No haga mezclas de diferentes remedios; porque al combinarlos no actúan lo mismo en el organismo y el peligro de efectos colaterales es mayor.

Existen dos procedimientos quirúrgicos en caso de tener que hacerse una cirugía por tratamiento de desórdenes de la articulación y el tejido conjuntivo: retirar la membrana mucosa de la articulación y luego reemplazarla por una articulación artificial.

Una sinovectomía puede ser útil durante las fases tempranas de la enfermedad. El forro se quita para que no produzca inflamación y pueda destruir la articulación más adelante. Esta operación se lleva a cabo bajo anestesia local durante la artroscopia.

También hay casos en que es indispensable reemplazar la articulación por un material sintético que, aunque no es tan fuerte como el cartílago natural y el hueso, puede ser útil. Antes de optar por un reemplazo, tenga en cuenta:

  • Que la articulación artificial tiene un tiempo de vida limitado.
  • Que las articulaciones artificiales son más livianas que las articulaciones naturales.
  • Que si la operación no tiene éxito o la articulación se suelta con el tiempo, es difícil volver a implantar otro reemplazo.
  • Que la operación conlleva un riesgo relativamente alto de infección.

Cuando se opera la articulación de la cadera, la corona y la cavidad de la cadera se reemplazan con prótesis de metal, plástico o cerámica.

Usar la prótesis al hueso tiene varias ventajas:

  • La prótesis se demora poco tiempo para lograr ajustarse en el lugar y poder soportar peso.
  • Una buena prótesis puede tener una duración hasta de 30 años.

Pero no todas las personas se la pueden realizar, porque puede tener desventajas:

  • Si se tiene más de 60 años.
  • Si tiene síntomas de osteoporosis.

ARTRITIS

Es la inflamación de las articulaciones. Cuando se prolonga y se vuelve crónica produce la destrucción articular originando incapacidad funcional.

Signos y síntomas

Los síntomas de artritis incluyen:

  • Dolor en la articulación que disminuye un poco mientras la articulación está activa, pero con el tiempo se agrava.
  • La inflamación de las articulaciones.
  • Aparecen nódulos en medio de las articulaciones de los dedos.
  • Dolor cuando se presiona el área.
  • Movilidad con bastante dificultad.

El origen común de la artritis es el deterioro de las articulaciones y hay varias circunstancias que precipitan el desgaste de la articulación:

  • Las malformaciones del esqueleto que producen choques de rodilla, piernas inclinadas, desarrollo de dislocaciones de la cadera.
  • Las lesiones de los meniscos que se producen en la rodilla.
  • Las fracturas que no sanan bien.
  • Los deportes que exigen resistencia.
  • La obesidad por mucho tiempo.

Posibles causas

Las causas de la artritis no están muy bien definidas, sin embargo se ha encontrado estrecha relación con los antecedentes familiares, algunas alteraciones genéticas y el medio ambiente.

Factores de riesgo

Las personas con mayor propensión a la artritis son las mayores de 50 años. Existen algunas profesiones con mayor riesgo que otras de padecer la enfermedad, como los constructores por el uso constante de herramientas neumáticas.

Consecuencias y complicaciones

Cuando se ejerce tensión constante sobre una articulación, el cartílago se deteriora y se vuelve áspero y poco flexible. Los pedazos más pequeños pueden romper la membrana mucosa que recubre la articulación desgastándola, mientras causan inflamación. La articulación no tiene buena lubricación y las células inflamadas liberan una sustancia que destruye el cartílago.

El dolor hace que el paciente pierda movilidad, que sus músculos se vayan deteriorando y el cartílago pierda consistencia y llegue a quedar desnutrido. Cuando la artritis afecta la rodilla, las piernas pueden deformarse y producir choques de rodillas o piernas.

Cuando se sufre esta dolencia también se acentúa la ansiedad por la pérdida progresiva de la independencia lo que provoca depresión a largo plazo, y a a su vez el dolor, la depresión y la desesperación tienden a agravar las dolencias de las articulaciones.

Cómo prevenir la enfermedad

Cuando haga ejercicio trate de que la tensión se reparta igual en todas las articulaciones. Deportes como la natación, el ciclismo y trotar diez minutos en el gimnasio al día también ayudarán a mantenerse en buena salud y movilidad.

Qué hacer ante la enfermedad

Visite de inmediato a su médico cuando aparezca alguno de los síntomas.

Autoayuda

  • Distribuya todas las mañanas su tiempo para hacer las cosas a su propio modo.
  • Procure no quedarse en la misma posición demasiado tiempo, y evite los movimientos repetitivos.
  • Evite el exceso de peso en el cuerpo.
  • Practique los deportes que son apropiados como la natación y el ciclismo.
  • Use zapatos que le ayuden a amortiguar los golpes y la presión en las rodillas.
  • Si sufre de artritis de la cadera, apóyese en un bastón sosteniéndolo en la mano opuesta a la articulación afectada.

Tratamiento

Practicar algún ejercicio regularmente y con moderación retarda el avance de la artritis, pues cuando el cuerpo se ejercita logra obtener los nutrientes necesarios para el fluido de la articulación.

La terapia física: los tratamientos más indicados incluyen calor moderado, terapia eléctrica de alta frecuencia, lámpara infrarroja, ultrasonido, compresas, masaje y terapia física.

Los medicamentos: el dolor se puede aliviar con ungüentos. Los antiinflamatorios son remedios que ayudan a aliviar las dolencias. Algunos habrá que usarlos antes de los ejercicios.

La cirugía: se realiza en casos en que alguna de las articulaciones presenta daño severo impidiendo su normal funcionamiento como por ejemplo en la articulación de la cadera. La cirugía de la cadera es indispensable cuando sus articulaciones están causando dolor continuo e inhibiendo el movimiento, se puede llevar a cabo también en personas mayores poniendo una cadera artificial.

GOTA

La gota (hiperuricemia) se presenta cuando se altera el metabolismo del ácido úrico producido en el organismo, la ruptura de proteínas produce una elevación de los niveles de ácido úrico en la sangre. La dieta abundante en licores y proteínas provoca ataques aislados, pero no origina la enfermedad.

Signos y síntomas

Cuando hay ataque de gota, la articulación (normalmente del dedo grande del pie o la rodilla) se hincha, se enrojece y se sienten fuertes dolores.

Posibles causas

La gota puede ser una enfermedad de tendencia hereditaria. Los riñones al no expeler suficiente cantidad de ácido úrico, un derivado del metabolismo de la proteína, hace que su concentración suba en la sangre.

Factores de riesgo

Las personas con niveles altos de ácido úrico en la sangre están en mayor riesgo de sufrir esta dolencia.

El ácido úrico puede elevarse por:

  • Abundancia de carnes y grasas en la dieta.
  • La ingesta de alcohol.
  • Algunos medicamentos usados en el tratamiento de la tuberculosis y los diuréticos.

Consecuencias y complicaciones

Cuando la concentración de ácido úrico en la sangre excede de 9 mg/100 ml, el ácido úrico se cristaliza. Si se cristaliza en las articulaciones, producirá un ataque de gota que, si no se trata, puede durar días o semanas.

Al volverse crónica la gota, puede llegar a destruir la articulación.

Cuando los cristales de ácido úrico se encapsulan en los tejidos resultan los nódulos de gota o tofos.

Estos, normalmente, se encuentran en el cartílago, huesos, tendones y piel. Una buena parte de los pacientes suele desarrollar daños graves en el riñón.

Cómo prevenir la enfermedad

Mantenerse en el peso normal y limitar el consumo de grasas y carnes especialmente si son rojas en su dieta ayuda bastante.

Qué hacer ante la enfermedad

Consulte con su médico cuando sienta los síntomas del primer ataque de gota.

Tratamiento

Al sufrir ataques de gota aplíquese una compresa fría o bolsa de hielo en la articulación y vaya a un centro de atención médica. Después de la valoración el médico es el único que le puede prescribir una medicación para tomar en caso.

En el tratamiento con medicamentos a largo plazo se debe prevenir la acumulación de ácido úrico o acelerar su eliminación. Hay casos en que la gota sólo debe tratarse con medicamentos como cuando:

  • No se tiene sobrepeso, y a pesar de mejorar la dieta, el nivel del ácido úrico de la sangre es todavía más alto de 9 mg/100 ml.
  • Existe sobrepeso.
  • Alto el nivel de ácido úrico.
  • El paciente sufre de hipertensión.
  • El paciente padece de cálculos en el riñón.
  • El enfermo ha sufrido varios ataques de gota.

ARTRITIS REUMATOIDEA

En esta enfermedad varias articulaciones se inflaman simultáneamente y, con el tiempo, se deforman e inmovilizan.

Signos y síntomas

Los principales síntomas de la artritis reumatoidea son:

  • Dolor localizado en las articulaciones de los dedos, particularmente en las del índice y el dedo medio (3er dedo).
  • Se siente dolor cuando se comprimen los dedos y también las manos se ponen temblorosas.
  • En las horas matinales la rigidez de los dedos dura más de 30 minutos y el dolor se acentúa con cada movimiento.
  • Hay dolor o entumecimiento en todos los dedos, excepto en el dedo meñique.
  • La inflamación de las articulaciones puede durar más de seis semanas.
  • Dolor en las vértebras cervicales.
  • Dolores repentinos y agudos en brazos o piernas.
  • Aparición de nódulos bajo la piel cerca de las muñecas y dedos.
  • Fatiga, baja resistencia física y fiebre.

Posibles causas

Una deficiencia en el sistema inmunológico es la que causa la artritis reumatoidea, posiblemente originada por una irritación inicial, con una reacción subsiguiente y luego la reacción del sistema autorregulador del cuerpo. Casi siempre en todos los desórdenes inmunológicos, la enfermedad se agrava por el estado psicológico del paciente.

Cuando se detectan ciertos anticuerpos en la sangre puede ser indicio de artritis reumatoidea, pero este método de diagnóstico no es del todo seguro. En la artritis reumatoidea crónica, la membrana del sinovial se inflama y expele cantidades excesivas de fluido modificado de la articulación, afectando el tejido circundante e inflamándolo dolorosamente. La membrana espesa impide el funcionamiento liso de la articulación. Como consecuencia, el cartílago se daña produciendo desgaste en los huesos. Así la articulación se deforma poco a poco y se vuelve rígida. Los tendones y ligamentos circundantes también reciben el daño. Al ser doloroso el movimiento, el paciente evita el mismo, con el resultado de que los músculos finalmente se atrofian.

Factores de riesgo

Nadie puede predecir qué partes del cuerpo serán los más expuestos a desarrollar artritis reumatoidea, pero sí sabemos que las mujeres son dos veces más propensas que los hombres a padecerla, y que con la edad se aumenta mucho más el riesgo.

Consecuencias y complicaciones

El único pronóstico es que esta enfermedad es imprevisible. Hay personas que no muestran ningún síntoma durante meses o años entre los ataques; y se dan casos graves en que las articulaciones pueden sufrir daño severo en sólo 1 ó 2 años. También pueden llegar a inflamarse el corazón, los pulmones y los ojos.

En la vida diaria:

  • Si tiene un programa para cada día, destine un tiempo para descansar cuando el dolor sea fuerte.
  • Teniendo una pausa durante el día permitirá que las articulaciones se recuperen, cuando sea necesario.
  • No hay que quedarse en una sola posición o repitiendo el mismo movimiento por mucho tiempo.
  • Siga una dieta sana que nutra y fortalezca su resistencia.
  • Lleve un control de su peso, cada gramo adicional agrega sobrepeso a sus articulaciones.

En el trabajo:

  • El trabajo da sensación de independencia y realización, el paciente de artritis debe cuidarse para poder mantenerse activo.
  • Un terapeuta profesional le podrá indicar cómo adaptar el lugar de trabajo para disminuir la tensión de su cuerpo.
  • Si es necesario cambie de trabajo por otro donde las articulaciones tengan menos carga.

En tiempo de descanso:

  • Se debe dormir en un colchón firme.
  • Usar una almohada pequeña o rollo en el cuello.
  • Permanecer acostado tanto como sea posible.
  • No use una almohada bajo sus rodillas durante los largos períodos de descanso en la cama; porque las caderas o rodillas sufrirán en una mala posición.

En la vida sexual:

  • Se debe fortalecer la parte psicológica para que el paciente pueda dar y recibir ternura.
  • El miedo de no ser deseable y de depender de la pareja es el principal enemigo del deseo sexual.
  • Si hacer el amor sólo en la noche no resulta, experimente con su pareja el hacerlo en cualquier lugar o momento del día cuando el dolor sea más soportable.
  • Tome un baño caliente con la pareja y deje que la magia continúe.
  • Su doctor le podrá indicar un medicamento para el dolor que pueda tomarlo de antemano.
  • Con su pareja podrá encontrar posiciones más cómodas para hacer el amor.
  • No le dé miedo experimentar, las manos, la boca y la piel también pueden utilizarse al hacer el amor.

Autoayuda

  • Siga una dieta equilibrada y nutritiva.
  • Si es un niño con artritis reumatoidea, no puede cargar el maletín de los libros.
  • Si el niño tiene impedimento para escribir, solicite un tiempo mayor para cumplir con los deberes escolares.
  • El ayuno suele ayudar a mejorar a muchos pacientes. (Antes de empezar un ayuno, consulte con su doctor, pues el ayuno puede afectar las dosificaciones de medicamentos que está tomando).
  • Para algunos pacientes es buena una dieta vegetariana, de granos o gluten de algunos cereales.
  • Ciertos alimentos lácteos activan a menudo los ataques artríticos, por tal razón se deben retirar de nuestra dieta por algún tiempo.
  • El consumo de dosis altas de aceites de pescado, de pomarrosa y de vitamina E pueden aliviar en gran parte los síntomas.

Cómo prevenir la enfermedad

No existe forma de prevenirla.

Qué hacer ante la enfermedad

Busque un especialista en reumatología cuando se manifiestan los primeros síntomas.

Tratamiento

Con terapia física:

  • Aplicando compresas frías mientras duren los períodos agudos de inflamación.
  • Los baños de calor atenuado también alivian el dolor de los síntomas.
  • Realizar frecuentemente los ejercicios ortopédicos.
  • La electroterapia es de mucha utilidad.
  • Finalmente, la terapia profesional ayuda a que la vida sea más fácil en casa, el trabajo y para conducir.

Con medicamentos: hay medicamentos apropiados para combatir la artritis reumatoidea crónica, teniendo en cuenta que no dejan de tener posibles efectos colaterales. Así mismo, los inmunosupresores deben incluirse, aunque el sistema inmunológico puede afectar los tejidos corporales en el transcurso de la enfermedad.

Las medicinas lo que hacen es reducir la velocidad de destrucción de la articulación e igualmente ayudan a atenuar el daño al órgano afectado.

En los niños, principalmente, el tratamiento oportuno con medicamentos es de gran importancia, ya que ellos responden con mayor eficacia a su efecto, y la destrucción de la articulación puede ser minimizada.

El uso de antiinflamatorios se recomienda para aliviar el dolor a corto plazo y es indispensable durante los ataques agudos, o cuando otros medicamentos no han hecho efecto y no están aliviando el dolor e inflamación.

Los corticoesteroides pueden aliviar la artritis reumatoidea, pero no es posible curarla de esta forma. Cuando otros medicamentos para reducir la inflamación son poco eficaces, los corticosteroides sí pueden ayudar.

Con cirugía: la sinovectomía puede llevarse a cabo en la fase temprana de la enfermedad para retardar la destrucción de la articulación. Esto alivia los síntomas por un tiempo. Finalmente se usa para hacer el remplazo con las articulaciones artificiales.

ARTRITIS PSORIáSICA

Es concomitante con psoriasis grave y ataca las articulaciones interfalángicas terminales con la aparición de placas eritematosas. Las lesiones suelen estar sobre la superficie de la piel; pero pueden afectar la parte interna de las articulaciones especialmente codos, manos, tobillos y rodillas.

Signos y síntomas

Los síntomas de esta psoriasis vienen acompañados con la inflamación de la articulación.

  • Por lo general, las articulaciones de un dedo de la mano o dedo del pie son las que se inflaman, o también la de varios dedos.
  • También puede afectarse la articulación del tobillo y de la rodilla.
  • Es posible que a veces no se manifieste ningún síntoma psoriásico. En los niños, las articulaciones se afectan primero y después la piel.

Posibles causas

No hay una causa específica que determine el origen de esta enfermedad.

Factores de riesgo

Los enfermos que padecen de psoriasis tienen gran posibilidad de desarrollar inflamación en las articulaciones.

Consecuencias y complicaciones

Es menos difícil convivir con la artritis psoriásica que con la reumatoidea.

Cómo prevenir la enfermedad

Esta enfermedad es imposible de prevenir.

Qué hacer ante la enfermedad

Se debe buscar ayuda médica cuando los primeros síntomas aparecen.

Tratamiento

Una parte del tratamiento consiste en aliviar el dolor articular con medicamentos como los analgésicos. La enfermedad se trata con medicamentos antiartríticos básicos.

FIEBRE REUMáTICA

La fiebre reumática es consecuencia de una enfermedad inflamatoria aguda.

Signos y síntomas

Los principales de esta enfermedad incluyen: fiebre, dolor, hipersensibilidad, enrojecimiento, inflamación de las articulaciones sobre todo de rodillas o tobillos, acompañadas por lo general de dolor de garganta, fiebre, tendinitis, conjuntivitis o iritis, o infección del riñón.

Posibles causas

Las inflamaciones son reacciones tardías a infecciones causadas por:

  • El estreptococo causante de infecciones de garganta o fiebre.
  • Yersinia con trastornos gastrointestinales.
  • Gonococos por enfermedades de transmisión sexual.
  • Clamidia que produce ampollas o infecciones genitales.
  • La enfermedad de Lyme.

Factores de riesgo

Se encuentran en mucho riesgo las personas que poseen alto grado de compatibilidad. La fiebre reumática que sigue a una infección de estreptococos se da principalmente en los niños y en los adolescentes.

Consecuencias y complicaciones

La inflamación de la articulación tarda mucho tiempo para sanar. La fiebre reumática causada por los estreptococos puede llegar a causar daño a la válvula del corazón. Así la enfermedad se supere completamente, el daño producido al corazón puede llevar al paciente a una muerte temprana.

Cómo prevenir la enfermedad

Debe haber un cuidado especial cuando se tienen ciertas enfermedades infecciosas, las cuales hay que tratarlas rápidamente con antibióticos.

Qué hacer ante la enfermedad

Cuando las articulaciones empiecen a doler durante o después de las enfermedades ya enumeradas anteriormente debe consultar con su médico de inmediato. El dolor de la articulación puede tardar un tiempo en manifestarse en los casos de infección por algunos de los gérmenes antes descritos.

Tratamiento

Con antibióticos se combate la enfermedad infecciosa. El dolor de la articulación se alivia con medicamentos antiartríticos. Con penicilina se trata la fiebre reumática resultante de una infección de estreptococos, normalmente se necesita un tratamiento a largo plazo para prevenir la repetición o reinfección.

ANQUILOSIS DE LAS ARTICULACIONES VERTEBRALES

Este término se refiere a la inmovilidad por inflamación de la columna vertebral, aunque también llegue a afectar otras articulaciones.

Signos y síntomas

El dolor se siente en la espalda, en la columna vertebral; empeora al acostarse y disminuye cuando el paciente se mueve. Puede confundirse este dolor con el de la ciática, pero tiende a sentirse gradualmente en lugar de aparecer de repente.

Los síntomas también incluyen:

  • Dolores repetidos en las articulaciones.
  • Una sensación de pecho oprimido al inhalar, mientras se tose o estornuda.
  • En las rodillas o los talones puede haber dolores antes que en la espalda.

Posibles causas

Es una deficiencia del sistema autoinmune. La tendencia a padecer esta enfermedad es de tipo hereditario; una indicación puede ser el marcador de histocompatibilidad en la sangre.

Factores de riesgo

Los hombres están más expuestos que las mujeres a sufrir esta enfermedad. Si existen antecedentes hereditarios de tener la enfermedad, el riesgo de padecerla es mucho mayor.

Consecuencias y complicaciones

Las vértebras se endurecen progresivamente en la parte baja y superior de la espalda, produciendo la curvatura de espina típica de anquilosis (inmovilidad) de las vértebras que hace ir la cabeza hacia adelante y abajo, la cavidad torácica se pone rígida y la respiración se hace difícil. Si la enfermedad se presenta durante el embarazo, la cesárea será necesaria si las caderas están muy rígidas.

Cómo prevenir la enfermedad

No hay ninguna prevención posible.

Qué hacer ante la enfermedad

Consulte con su médico si los síntomas se hacen presentes. Un diagnóstico con rayos X, y una tomografía pueden ser útiles para que el paciente sea tratado adecuadamente. También facilita la comprobación positiva de histocompatibilidad, permitiendo hacer un diagnóstico correcto con las células blancas de la sangre.

Tratamiento

El objetivo de este tratamiento es mantener la columna flexible, porque una vez que se hace rígida difículta cualquier tratamiento. Los ejercicios terapéuticos se deben hacer, como mínimo, dos veces por día durante 30 minutos.

La terapia física: comprende los ejercicios ortopédicos, masaje, y tratamiento de calor para calmar el dolor, pero no se aconseja en las inflamaciones agudas.

Los medicamentos: los antiartríticos logran reducir el dolor y son una buena opción. Los corticosteroides sólo se utilizan en casos muy severos.

La cirugía: se utiliza en el reemplazo de la articulación de cadera, que puede ser una buena opción en pacientes jóvenes.

En la curvatura de la columna, la intervención quirúrgica puede enderezarla, por lo menos para que el paciente pueda parecer derecho.

osteoartritis

La osteoartritis es la más común de las artritis y afecta con más frecuencia a las personas de edad avanzada. Esta enfermedad de las articulaciones afecta primordialmente al cartílago.

Cuando se padece, la superficie del cartílago se rompe y se desgasta provocando fricción, dolor, hinchazón y pérdida de movimiento en la articulación. Por eso, con el tiempo la articulación pierde su forma normal.

En la unión de la articulación pueden crecer espolones o pedazos de huesos en los bordes de la articulación. Y al encontrarse pedazos de hueso, el cartílago puede romperse y flotar dentro del espacio de la articulación causando más dolor.

Signos y síntomas

La osteoartritis comienza lentamente. Primero se siente dolor en las articulaciones después de cualquier ejercicio o trabajo físico. La osteoartritis en general puede afectar cualquier articulación, pero ataca con más frecuencia la espina dorsal, manos, caderas o rodillas.

Síntomas frecuentes:

  • Dolor constante o intermitente en una articulación.
  • Se sufre rigidez al levantarse de la cama.
  • La articulación se hincha y duele.
  • Sonido o roce de huesos que se mueven uno contra el otro.
  • Si la articulación se nota caliente, roja y adolorida, probablemente no es osteoartritis. Consulte con su médico sobre otras posibles causas, como artritis reumatoidea.
  • No todas las personas con osteoartritis sienten dolor.

Diagnóstico

Para conocer exactamente las causas de la enfermedad hay que combinar métodos que ayudan a descubrirla y así poder diagnosticarla.

Historial médico: describirle al médico cómo y cuándo empezaron los síntomas. Si el paciente hace una buena descripción del dolor, la rigidez, modo de funcionar las articulaciones y el cambio que ha tenido a través del tiempo, y así lo diagnosticará mucho mejor. Además, hacerle saber cómo la enfermedad es un obstáculo en su trabajo y en la vida diaria. Es necesario que el médico sepa qué tipo de medicamentos, con o sin receta, está tomando, incluyendo remedios naturales y caseros.

Examen médico: con el examen se conocerá qué articulaciones están molestando, se probarán los reflejos, la fuerza muscular, la habilidad del paciente para caminar, agacharse y otras actividades de la vida diaria.

Rayos X: permitirán ver la articulación afectada y evaluar cualquier daño que exista en ella. Pueden ayudar a calcular pérdida de cartílago, daño a los huesos y si hay espolones.

Los rayos X no reflejan ni el dolor ni la incapacidad, y es posible que no demuestren todo el daño al comienzo de la enfermedad.

Otras pruebas: el análisis de sangre ayuda a determinar la causa de los síntomas.

Otra prueba común es la aspiración de la articulación, para extraer líquido de la misma.

No es difícil determinar si un paciente tiene o no tiene osteoartritis. Lo difícil es determinar si los síntomas corresponden a una condición de osteoartritis. Esta enfermedad es tan común, especialmente en personas de edad avanzada, que otras condiciones pueden jugar un papel importante en los síntomas.

El médico puede valorar a qué corresponden los síntomas, eliminando otras condiciones médicas y calificando desórdenes que podrían empeorarlos. Los síntomas en la osteoartritis se pueden agravar, por la actitud mental, por sentimientos de ansiedad y depresión, y por el nivel de actividad física del paciente.

Factores de riesgo

Existen muchas causas que aumentan el riesgo de contraer la osteoartritis, como: la herencia, la obesidad, lesiones de las articulaciones, uso excesivo y repetido de ciertas articulaciones, debilidad muscular y lesiones de los nervios.

Consecuencias y complicaciones

En la espina dorsal: dolor y rigidez en el cuello, en las vértebras cervicales o en la parte lumbo-sacra de la espalda pueden ser el resultado de osteoartritis de la espina dorsal, puede haber debilidad o adormecimiento de los brazos o piernas. Se siente alivio durmiendo sobre un colchón firme o usando cojines que apoyen la espalda al sentarse. Se pueden usar tratamientos de calor y hacer ejercicios para fortalecer la espalda y los músculos abdominales. Ya en casos extremos, la cirugía ayuda a reducir el dolor y recuperar el funcionamiento.

En las caderas: causa dolor, rigidez e incapacidad grave. Las personas afectadas sienten dolor en las caderas, la ingle, o en la parte interior de los muslos, o en las rodillas. Realizar las actividades diarias se convierte en un serio problema. Algunos ejercicios y medicamentos pueden ayudar a aliviar el dolor y a mejorar los movimientos. El reemplazo de la cadera es necesario si el dolor es severo y no es aliviado por otros métodos.

En las manos: el origen en los dedos es algo hereditario, y son más las mujeres que sufren osteoartritis en los dedos que los hombres, sobre todo después de la menopausia. En ese caso los dedos se hinchan, se ponen rígidos y se tuercen y afecta incluso los dedos gordos de las manos. El tratamiento para esta osteoartritis se hace con medicamentos, calor y tablillas.

En las rodillas: todo el peso del cuerpo humano recae sobre las rodillas. Por eso son las articulaciones más afectadas por la osteoartritis.

Se vuelven rígidas, se hinchan y duelen, imposibilitando caminar, subir escaleras, sentarse, levantarse y utilizar las bañeras.

Si se descuida el tratamiento, la osteoartritis en las rodillas puede generar una larga incapacidad.

Para poder caminar se debe ayudar con medicamentos, bajando de peso, haciendo ejercicio y apoyándose en un bastón o andador, así logra aliviar el dolor y superar la incapacidad. Ya en casos graves, la cirugía de reemplazo de rodilla es la mejor opción.

Cómo prevenir la enfermedad

La osteoartritis sí se puede prevenir en ciertos casos.

  • Las técnicas que se usan para tratar la osteoartritis se pueden emplear para prevenirla.
  • El control del peso es importante sobre todo para prevenir la osteoartritis de la rodilla.
  • Evitando sufrir ciertas lesiones ocupacionales y deportivas, se puede prevenir la osteoartritis.

Qué hacer ante la enfermedad

Al presentarse los síntomas se debe consultar al médico.

Autoayuda

A pesar de esta enfermedad, se puede disfrutar de una buena salud si adquirimos algunas destrezas en el propio cuidado y tener una actitud positiva. La autoayuda es indispensable para sobreponerse al dolor y a la incapacidad de la osteoartritis. El conocimiento de su condición clínica ayuda para que el paciente sepa cómo cuidarse y tener éxito en el tratamiento.

Hay programas que pueden servir en la autoayuda:

  • Los de educación al paciente.
  • Los de autoayuda para personas con la enfermedad.
  • Los de los grupos de apoyo para personas con osteoartritis.

Estos programas ayudan al paciente a:

  • Comprender mejor la enfermedad.
  • Reducir el dolor para permanecer activo.
  • Manejo físico, emocional y mental de la enfermedad.
  • Adquirir más control sobre la enfermedad.
  • Sentirse seguro de su habilidad para llevar una vida activa e independiente a pesar de la enfermedad.

Tratamiento

Hay que proponerse cuatro objetivos en el tratamiento:

  • Saber controlar el dolor con medicamentos y otros métodos.
  • Procurar el cuidado de las articulaciones con descanso y ejercicio.
  • Mantener un peso aceptable.
  • Alcanzar un estilo de vida saludable.

Con medicamentos

Entre los medicamentos disponibles para aliviar el dolor su médico decidirá cuál es el mejor para usted y el programa adecuado según su condición.

Medicamentos para el tratamiento de la enfermedad:

  • Analgésicos, narcóticos y no narcóticos: alivian el dolor, pero no reducen la inflamación ni la hinchazón.
  • Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE):
  • Ayudan a amortiguar el dolor, la rigidez y la hinchazón de las articulaciones. Además de la aspirina, el ibuprofen, el naproxeno de sodio y el ketoprofeno, cuya venta no está restringida, hay más de una docena de AINE disponible con fórmula médica para tratar la osteoartritis.

  • Glucocorticoides inyectables:
  • Los glucocorticoides están relacionados con la cortisona, una hormona natural del cuerpo. Se inyectan en la articulación después de efectuar una aspiración articular con el fin de aliviar el dolor y la hinchazón.

  • Terapia con ácido hialurónico:
  • Sirve para aliviar el dolor de la osteoartritis cuando no se han obtenido resultados con los analgésicos suaves. Es una terapia indicada para aquellos pacientes que no toleran bien o que no se benefician de los AINE.

  • Analgésicos tópicos:
  • Son medicamentos analgésicos para aliviar el dolor en forma de cremas, frotamientos o rociaduras que se aplican sobre la piel que cubre la articulación adolorida, y actúan mediante la estimulación del flujo sanguíneo.

  • Suplementos nutritivos:
  • Son muy populares la glucosamina y el sulfato de condroitín para el tratamiento de la osteoartritis. La glucosamina y el sulfato de condroitín son sustancias naturales que se encuentran alrededor de las células del cartílago. Se considera que estos suplementos pueden ayudar a reparar y mantener el cartílago.

Cirugía: la cirugía es útil cuando existen graves daños en las articulaciones y hay dolor persistente en las mismas.

Mediante la osteotomía se corrige la deformidad de los huesos al cortar y volver a poner el hueso en una mejor posición. Con la artroplastia articular total se reviste de nuevo la superficie del cartílago o se reemplaza la articulación que ha sido destruida.

Actualmente los cirujanos reemplazan o reparan las articulaciones dañadas con articulaciones artificiales que resisten el desgaste, son hechas de metal, plástico o cerámica. Existen reemplazos sintéticos para la mayor parte de las articulaciones principales.

Con la artroscopia se examina el interior de la articulación para identificar el daño del cartílago. Además, la artroscopia se necesita para retirar piezas del cartílago dañado o para alisar la superficie del mismo.

Acupuntura: esta ciencia se ha empleado con éxito para aliviar el dolor de muchas clases de artritis.

LUPUS ERITEMATOSO SISTéMICO

Esta enfermedad crónica se caracteriza porque produce erupción cutánea y puede lesionar órganos internos.

Signos y síntomas

Los síntomas del lupus producen:

  • Fiebre baja por largo tiempo, acompañada de fatiga y pérdida de peso.
  • Dolor de articulación.
  • Salpullido en la cara en forma de mariposa.
  • Pérdida de pelo.

Posibles causas

Aunque las causas de lupus no son totalmente conocidas, es probable que sea un desorden autoimmune, generado por los virus, los factores medioambientales y/o los medicamentos.

Factores de riesgo

Las mujeres son más propensas que los hombres a contraer el lupus.

Consecuencias y complicaciones

  • Se aumenta el peligro de adquirir otras enfermedades, porque el sistema inmunológico se debilita.
  • Inflamación en varias partes del corazón, el riñón y el diafragma.
  • Fatiga y pérdida de peso.

Cómo prevenir la enfermedad

En esta enfermedad la prevención no es posible.

Qué hacer ante la enfermedad

Consulte con su médico cuando los síntomas se hacen presentes.

Tratamiento

Pueden tratarse las formas severas de lupus con las medicaciones antiartríticas de la artritis reumatoidea.

Si se afectan los órganos, las reacciones inmunes del cuerpo necesitan ser tratadas usando corticosteroides e immunomoduladores. De la misma manera, la afección superficial se trata con corticosteroides.

ESCLERODERMIA

Esclerodermia quiere decir piel dura, y es una enfermedad del tejido conectivo. Debido a ella se forman depósitos anormales de tejido endurecido que al generalizarse, pueden formarse en la piel, los pulmones, el intestino, el corazón y los riñones. Esta enfermedad viene a ser conocida como esclerosis sistémica.

Signos y síntomas

Estas son sus características:

  • Los dedos de las manos y de los pies adquieren un color blanquecino o azulado y hay dolor debido a la mala circulación.
  • Se forman heridas en las yemas de los dedos.
  • Hay dolores en la articulación.
  • Dificultad al comer porque el esófago se estrecha, y por eso hay pérdida de apetito y de peso.
  • Se endurece la piel y se vuelve rígida, con pérdida gradual de la flexibilidad y dificultad al mover las articulaciones.
  • Sequedad de boca y vagina.
  • Conjuntivitis.
  • Dificultad para extender la lengua.

Posibles causas

No se ha establecido plenamente cuál es la causa de la esclerodermia. Se sabe que es una alteración del sistema autoinmune en la que las partes del cuerpo del tejido conjuntivo se inflaman y se vuelven más gruesas; se presenta dolor en la piel, las membranas del tracto digestivo superior, los pulmones y los riñones.

Factores de riesgo

La esclerodermia tiende a afectar seis veces más a las mujeres que a los hombres. Quienes tratan o manejan químicos están en un alto riesgo. Las mujeres con implantes de silicona en el seno muestran una incidencia más alta de la enfermedad.

Consecuencias y complicaciones

  • Hay peligro de que los vasos sanguíneos se inflamen o se estrechen al punto de cerrarse.
  • Los pulmones dejan de trabajar eficazmente, hay ataques de tos, respiración entrecortada e insuficiencia de oxígeno.
  • El corazón se debilita debido a la deformación del tejido del músculo.
  • Se reduce el flujo de sangre a los riñones y llega a producir un colapso del riñón.
  • Cuando la enfermedad se presenta en los hombres es más seria que en las mujeres.

Cómo prevenir la enfermedad

La enfermedad no se puede prevenir.

Qué hacer ante la enfermedad

Consulte con su médico cuando comienzan a presentarse los síntomas, porque un diagnóstico oportuno ayuda a definir el tratamiento para establecer y estimar la gravedad de la enfermedad.

Tratamiento

Entre los muchos tratamientos, la terapia física es esencial. Existen también los corticosteroides, la penicilina y medicamentos immunosupresivos que ya han sido probados. El tratamiento con penicilina en el caso de la esclerodermia retarda el progreso de la enfermedad en sus diversas manifestaciones, pero presenta también numerosos efectos colaterales.

POLIMIALGIA REUMáTICA

Este tipo de artritis afecta el tejido conjuntivo de los vasos sanguíneos de los músculos.

Signos y síntomas

Dentro de los síntomas más comunes están:

  • Pérdida de apetito y, por consiguiente, de peso.
  • Debilidad general.
  • Dolencias del cuello, hombro y área de la pelvis, sobre todo en la mañana.
  • Disminución acelerada de la visión.

Posibles causas

No se conocen las causas exactas que originan esta enfermedad.

Factores de riesgo

Afecta más a las personas mayores de 55 años.

Consecuencias y complicaciones

Al inflamarse las paredes internas de los vasos sanguíneos, principalmente de la arteria temporal, se producen daños en la visión, peligro de trombosis, vasos estrechos y embolias.

Cómo prevenir la enfermedad

Esta dolencia no se puede prevenir.

Qué hacer ante la enfermedad

Consultar con el médico al manifestarse los síntomas.

Tratamiento

En el tratamiento de esta enfermedad, por lo general se formulan medicamentos como los corticosteroides. Cuando la visión llega a afectarse, el paciente debe hospitalizarse y ser valorado por el oftalmólogo.

SíNDROME DE FIBROMIALGIA

La fibromialgia designa en general desórdenes que incluyen el dolor e incomodidad en los tejidos conjuntivos suaves circundantes de los huesos, músculos y articulaciones.

Signos y síntomas

Los síntomas de fibromialgia comprenden los desórdenes siguientes: dolor en los hombros y el síndrome del túnel carpiano.

Los síntomas de esta enfermedad son muy diversos y difieren ampliamente. Hay pacientes a los que les duele todo; sienten ardor, debilidad y agotamiento. Puede aparecer poco a poco el dolor o empezar de repente; puede ser esporádico o puede repetirse, puede empeorar o puede estacionarse ahí mismo.

En los hombros dolorosos: cuando se repiten los movimientos causan dolor en el hombro.

El codo del tenista: este dolor se produce en la articulación del codo, se extiende bajo el antebrazo y duele al empuñar.

El síndrome del túnel carpiano: el dolor se localiza en las palmas de las manos y se agudiza por la noche. Se extiende a lo largo del brazo, hombro y cuello. Por la mañana los dedos están rígidos y débiles, igualmente se presenta entumecimiento en el dedo pulgar, índice y dedo medio (3er dedo). Los músculos del dedo pulgar pueden atrofiarse.

Posibles causas

Cuando se utilizan los músculos constantemente, o se tensionan por causas psicológicas, se consumen grandes cantidades de oxígeno. Y si no les llega oxígeno adicional, las células del músculo se mueren y se endurecen, afectando a los tendones, ligamentos y otros tejidos circundantes. El síndrome del túnel carpiano se presenta cuando un nervio en la muñeca se oprime a causa de una tendinitis crónica.

Factores de riesgo

La fibromialgia se caracteriza por las dificultades que produce en el movimiento. Estos síndromes se dan con mayor frecuencia en:

  • Personas con trabajos repetitivos (cortadores de flores, zapateros, digitadores).
  • Los deportistas que manejan la técnica de su deporte de manera incorrectas.
  • Aquellas cuyos músculos tienen que compensar defectos o una mala condición física.

Consecuencias y complicaciones

Cuando los tejidos no se oxigenan bien, causan dolor. Si este mal se prolonga, se producirá una atrofia irreversible.

En varios pacientes estos síntomas se vuelven crónicos con episodios repetidos, de incapacidad física para realizar cualquier labor.

Cómo prevenir la enfermedad

  • Alternar las manos al realizar el trabajo.
  • Cuando se practica deportes como el tenis se debe aprender a golpear la bola de manera correcta. Además, el asa de la raqueta debe ser del calibre correcto para su mano.
  • El entrenador le recomendará la raqueta correcta y le enseñará a golpear la bola.

Qué hacer ante una emergencia

Cuando el dolor se haga insoportable, no obstante los tratamientos de relajación y los ejercicios para no perder la movilidad, hay que acudir al médico.

Los síndromes de esta enfermedad se demoran un buen tiempo en poder ser identificados correctamente, porque se dan dolencias simultáneas y hay que hacer pruebas de artritis y de posibles enfermedades sicosomáticas.

Tratamiento

El tratamiento incluye:

  • Sesiones de terapia física y masajes.
  • Aplicaciones de calor y lámpara infrarroja.
  • Mejoramiento de las condiciones del lugar de trabajo.

Medicinas

Entre los medicamentos que de ordinario se prescriben están: analgésicos, relajantes musculares y sedativos.

Es bueno tener en cuenta igualmente los consejos y recomendaciones de un psicoterapeuta.

Para el síndrome del túnel carpiano la inyección de corticosteroides no es eficaz, habrá que optar por la cirugía antes que la enfermedad empeore. El ligamento que cruza la muñeca se corta para que ya no pueda seguir comprimiendo el nervio.

DISTENSIóN DE LIGAMENTOS

Al producirse una distensión de los ligamentos de una articulación, resulta una rotura de los tejidos, pero sin causar luxación. Los esguinces más frecuentes ocurren en el tobillo, la rodilla y la muñeca; sus características son dolor, inflamación y dificultad para movilizar la articulación afectada. Hay esguinces leves de tobillo, donde los ligamentos sólo se distienden o sufren un ligero desgarro, en casos más graves llegan a romperse. Los esguinces de rodilla producen inflamación debido al derrame de líquido dentro de la articulación.

Signos y síntomas

El dolor es el principal síntoma, dolor al mover la articulación, dolor instantáneo cuando el músculo conectado al tendón se torna rígido. Casi de inmediato se presenta una depresión después de la lesión en el lugar del esguince, que desaparece posteriormente al igual que la inflamación del área afectada.

Posibles causas

Al no recibir suficiente sangre el tejido que rodea el tendón, la envoltura del tendón se inflama y el tendón no puede moverse con libertad. En esa forma los tendones no pueden resistir mucha tensión o carga excesiva y, por lo general, se rasgan.

El tendón puede fatigarse con una tensión normal si no se ha calentado suficientemente, si está húmedo o si la temperatura es fría.

Los tendones saludables se pueden rasgar cuando:

  • Se da una interrupción repentina de un movimiento, como sucede en una caída.
  • Al estar tensionado el tendón, se recibe un golpe sobre él.

Factores de riesgo

Los esguinces se pueden producir cuando:

  • Se trota sobre una superficie dura, irregular o pegajosa.
  • Al practicar deportes de mucho movimiento y fortaleza como correr a gran velocidad, salto largo, salto con barreras, tenis, squash, fútbol o microfútbol.

Consecuencias y complicaciones

Una distensión leve sana normalmente en una semana, una lesión más severa requiere de cuatro a seis semanas, y un esguince dura 11 semanas. Se debe guardar el reposo formulado antes de reanudar actividades, si no la lesión demorará más para sanar.

La articulación conectada al ligamento o el tendón puede dañarse de nuevo.

Cómo prevenir la enfermedad

  • Al iniciar cualquier clase de ejercicios, se deben calentar en forma lenta los músculos.
  • Al calentar para cualquier deporte, empiece despacio y quédese dentro de los límites de su físico.
  • Si ya ha sufrido varios accidentes, proteja la articulación con una venda elástica.
  • Sus zapatos deben ser suaves y acomodarse correctamente, sobre todo al practicar deportes.

Qué hacer ante una emergencia

Consulte con su médico cuando sospeche que sufre una lesión o un esguince.

Tratamiento

Hay casos en los que se necesita vendar la articulación o inmovilizarla con yeso. Cuando se producen roturas de estas estructuras la cirugía se debe realizar en el menor tiempo posible.

La terapia física es muy necesaria para aumentar gradualmente la tensión en la articulación.

TENDINITIS

Es la inflamación de los tendones. La más común es la del tendón de Aquiles y el tendón tricipital.

Signos y síntomas

El principal síntoma es el dolor del tendón durante el movimiento.

En la tendinitis aquileana se siente dolor en el talón, a menudo el tendón aumenta de calibre y la piel suprayacente se inflama; en la bicipital es el dolor local a nivel del codo el síntoma más frecuente.

Posibles causas

La causa principal de la tendinitis, por lo general, es el esfuerzo excesivos de músculos, tendones y ligamentos. La cubierta del tendón se hace áspera y se inflama, y el movimiento del tendón sin lubricación es doloroso.

Factores de riesgo

El peligro de tendinitis se aumenta por:

  • El esfuerzo excesivo y constante y por movimientos repetitivos (digitar o tejer).
  • Hacer deporte en superficies duras.
  • Aumentar la tensión del músculo al practicar deportes.
  • Lesiones y esguinces que no sanan en forma correcta o sanan parcialmente.
  • Consecuencias y complicaciones

    Levantar cargas pesadas o hacer ejercicios fuertes pueden causar lesión del tendón.

    Cómo prevenir la enfermedad

    • Evitar los movimientos repetitivos por demasiado tiempo. Variar esos movimientos y descansar durante el trabajo repetitivo.
    • Al practicar deportes, haga calentamiento antes del ejercicio pesado; además de usar zapatillas adecuadas que amortigüen los golpes en los saltos.

    Qué hacer ante la enfermedad

    Consulte con el médico cuando el dolor se vuelva continuo y crónico. La inflamación de la vaina del tendón es uno de los primeros síntomas de artritis reumatoidea.

    Tratamiento

    Para un buen tratamiento se deben tener en cuenta las siguientes terapias:

    • Tratamiento con ultrasonido, tratamiento eléctrico y de alta frecuencia.
    • También ayuda el poner un vendaje sobre el área afectada para inmovilizarla.
    • Medicinas como los analgésicos se pueden utilizar en caso de ser necesario. Los corticosteroides sólo son útiles en casos raros, cuando otras medidas no han reducido la inflamación.
    • Un tratamiento apropiado consiste en combinar el reposo, y ocasionalmente usar infiltraciones con corticoides. A veces también es necesario modificar el calzado: usar tenis o zapatillas deportivas, para proteger el tendón de Aquiles.

    BURSITIS

    La bursitis o inflamación de las bolsas sinoviales es un transtorno muy doloroso que se presenta en las articulaciones móviles.

    Signos y síntomas

    Se produce dolor e inflamación en el área afectada y reduce la movilidad.

    Posibles causas

    La bursitis se genera por:

    • Bacterias que se introducen en la articulación a través de la sangre.
    • Sobrecarga del área afectada.
    • Concentración de ácido úrico en casos de gota.
    • Inflamación causada por enfermedades reumáticas.

    Factores de riesgo

    El riesgo de bursitis se aumenta en personas que trabajan en una sola postura o repiten un sólo movimiento, como agacharse frecuentemente.

    Consecuencias y complicaciones

    La bursitis puede sobrecargar la articulación y causar alteraciones en tendones o ligamentos.

    Qué hacer ante una emergencia

    Consulte con el médico si el dolor sobre una articulación es permanente, o si el área afectada se pone roja e hinchada.

    Tratamiento

    En la articulación afectada se debe disminuir al máximo la carga y los movimientos, para permitir una mejor recuperación. Las compresas frías, los rayos infrarrojos o el tratamiento con ultrasonido, también pueden ser de gran ayuda.

    Los analgésicos se deben usar si son muy necesarios; y los corticosteroides sólo son apropiados cuando por otros medios no se ha reducido la inflamación.

    Si el área está constantemente inflamada y no es consecuencia de una infección bacteriana, puede quitarse quirúrgicamente. Si la inflamación es causada por bacterias, se extrae el pus, y la infección se trata con antibióticos.

    PIE PLANO

    En el pie plano el talón permanece torcido hacia el exterior en forma notoria. Cuando se dan casos extremos, el borde interno de la planta del pie queda apoyada en el suelo, y la persona da la impresión, estando de pie, de que está al lado de sus propios pies.

    Signos y síntomas

    Esto produce dolor en la planta del pie, se cansa rápidamente y se sufren calambres en las pantorrillas.

    Posibles causas

    Por la debilidad de los ligamentos no puede permanecer el arco del pie firme y los músculos que actúan en la parte interna y externa del pie quedan desiguales en fuerza.

    Factores de riesgo

    Las personas con los ligamentos y músculos débiles, corren mayor riesgo de padecer esta anomalía.

    Consecuencias y complicaciones

    La mala inclinación de los tobillos viene a ser consecuencia de los arcos caídos.

    Cómo prevenir la enfermedad

    Con ejercicios es posible.

    Qué hacer ante la enfermedad

    Consulte con el médico en caso de detectar esta anormalidad.

    Tratamiento

    Un fisicoterapeuta puede indicarle los ejercicios propios para corregir la anormalidad del pie.

    En casos muy avanzados, se utiliza un zapato ortopédico que corrige la anomalía. O cuando ya es muy grave la anormalidad, es mejor recurrir a la cirugía.

    PIE ZAMBO

    La deformidad del pie zambo generalmente viene por herencia y es la consecuencia del acortamiento de los músculos y los tendones; por esta razón, los dedos de los pies siempre apuntan hacia abajo y el pie está casi inmóvil.

    Signos y síntomas

    Se siente dolor intenso cuando el peso del cuerpo recae sobre el pie.

    Causas

    Acortamiento del tendón de Aquiles y los músculos de la pantorrilla.

    Factores de riesgo

    El pie zambo puede resultar por una mala posición de los pies cuando hay que permanecer por mucho tiempo en la cama, y el mayor peligro es que el pie quede inmóvil y así sea casi imposible corregirlo.

    Consecuencias y complicaciones

    Cuando el movimiento queda muy reducido la rehabilitación será muy difícil.

    Cómo prevenir la enfermedad

    Si es mucho el tiempo en que el paciente debe estar postrado, no le cubran los pies. Con terapia física se puede prevenir esta anormalidad.

    Qué hacer ante la enfermedad

    Busque ayuda médica cuando se padece la enfermedad.

    Tratamiento

    Cuando se detecta la enfermedad a tiempo, la terapia física o un yeso pueden corregir el defecto.

    La rigidez de los tejidos se puede tratar con cirugía correctora, lo mismo que para alargar el tendón de Aquiles.

    PIE EN GARRA

    El arco largo del pie es demasiado alto.

    Signos y síntomas

    La presión la recibe la parte más alta del arco, en el vestíbulo y dedos de los pies. Los dedos entonces se encorvan hacia abajo y se vuelven rígidos.

    Posibles causas

    Se daña el nervio y se paralizan los músculos, por eso se encurvan los dedos del pie.

    Factores de riesgo

    El pie en garra frecuentemente es la secuela de una parálisis, o es síntoma de una debilidad muscular.

    Consecuencias y complicaciones

    Los esguinces son más frecuentes.

    Cómo prevenir la enfermedad

    No es posible prevenirla.

    Qué hacer ante la enfermedad

    Busque ayuda médica si sospecha de esta condición.

    Tratamiento

    Los zapatos ortopédicos son los recomendados para el tratamiento, y la cirugía sólo es necesaria para casos graves.

    PIE ANCHO

    La forma del pie ancho es como la de un abanico. El arco cruzado es chato y ensanchado, y el arco en la bola del pie se destaca.

    Signos y síntomas

    El pie ancho no se acomoda en los zapatos normales por eso se siente dolor en la bola y en los dedos del pie. Al no encajar bien se van formando callos y granos en las articulaciones del segundo, tercero y cuarto dedo del pie.

    Posibles causas

    Este problema se presenta por la presión excesiva en el frente del pie.

    Factores de riesgo

    Los pacientes cuyos músculos y tendones son débiles, son más propensos a desarrollar esta anormalidad.

    Consecuencias y complicaciones

    La principal es que pueden formarse juanetes.

    Cómo prevenir la enfermedad

    Fortalezca los músculos y tendones.

    Qué hacer ante la enfermedad

    Busque ayuda médica si cree que tiene los síntomas.

    Tratamiento

    Eliminar los callos y granos.

    Un fisioterapeuta puede diseñar una rutina de ejercicios para hacer más fuerte el arco cruzado.

    Se necesitan zapatos ortopédicos para que la presión en el pie se distribuya mejor.

    JUANETE

    El juanete es un defecto del dedo gordo del pie cuando está torcido hacia los otros dedos por más de 10º.

    Signos y síntomas

    El problema se nota cuando el paciente tiene problemas para encontrar zapatos que le encajen cómodamene. Después, la presión en el lado del pie correspondiente al dedo grande puede causar mucho dolor, por la inflamación de la bursa de esta articulación.

    Posibles causas

    Se causa porque, en el pie ancho, los tendones acortados halan el dedo grande del pie contra los otros dedos.

    En el momento que se aplica una presión anormal se afecta la articulación baja del dedo grande del pie.

    Factores de riesgo

    Las más propensas a padecer esta anormalidad son las personas que tienen pie ancho.

    Consecuencias y complicaciones

    La articulación se desgasta porque precisamente el dedo grande empuja los otros dedos del pie hacia un lado.

    Cómo prevenir la enfermedad

    Se necesita calzado con suficiente amplitud para que los dedos tengan mayor libertad. Haga un programa de ejercicios que ayuden a remediar ese problema.

    Qué hacer ante la enfermedad

    Busque la ayuda médica si se presentan los síntomas.

    Tratamiento

    Aunque la operación no siempre resulta satisfactoria, la cirugía ayuda a recobrar la forma del pie.

Writing Services

Essay Writing
Service

Find out how the very best essay writing service can help you accomplish more and achieve higher marks today.

Assignment Writing Service

From complicated assignments to tricky tasks, our experts can tackle virtually any question thrown at them.

Dissertation Writing Service

A dissertation (also known as a thesis or research project) is probably the most important piece of work for any student! From full dissertations to individual chapters, we’re on hand to support you.

Coursework Writing Service

Our expert qualified writers can help you get your coursework right first time, every time.

Dissertation Proposal Service

The first step to completing a dissertation is to create a proposal that talks about what you wish to do. Our experts can design suitable methodologies - perfect to help you get started with a dissertation.

Report Writing
Service

Reports for any audience. Perfectly structured, professionally written, and tailored to suit your exact requirements.

Essay Skeleton Answer Service

If you’re just looking for some help to get started on an essay, our outline service provides you with a perfect essay plan.

Marking & Proofreading Service

Not sure if your work is hitting the mark? Struggling to get feedback from your lecturer? Our premium marking service was created just for you - get the feedback you deserve now.

Exam Revision
Service

Exams can be one of the most stressful experiences you’ll ever have! Revision is key, and we’re here to help. With custom created revision notes and exam answers, you’ll never feel underprepared again.